Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern sale al rescate y zanja la crisis entre instituciones por el polémico patrocinio al Mallorca

El conseller Negueruela afirma que el Ejecutivo enviará vía financiación de los consells el dinero que precisa la institución insular mallorquina para la ayuda tras la retirada de Cort

La crisis del polémico patrocinio al Mallorca quedó zanjada ayer con la intervención del Govern, que salió al rescate de la presidenta del Consell Catalina Cladera. El Ejecutivo autonómico cubrirá la cantidad necesaria para que la institución insular pueda formalizar el patrocinio deportivo, tras la retirada del ayuntamiento de Palma y los 250.000 euros que debía aportar a la ayuda al equipo bermellón.

El conseller de Modelo Económico y portavoz del Govern, Iago Negueruela, explicó que «el patrocinio se podrá sacar sin ningún problema y toda la polémica está zanjada». Según Negueruela, de las partidas «de mejora de la financiación de todos los consell se remitirá una cantidad y con ella el Consell de Mallorca podrá firmar el patrocinio con las dos sociedades anónimas deportivas». Negueruela no quiso apuntar que cantidad exacta aportará el Govern, que inicialmente tenía el compromiso de entregar 500.000 euros para este cometido al Consell: "Se incorporarán cantidades que todavía no están definidas en los presupuestos de 2023 y que servirán para estas ayudas".

Un patrocinio que se formalizará de forma definitiva el próximo martes por parte del órgano de gobierno del Consell.

Antes de la intervención del Govern, el caos entre instituciones por el patrocinio al Mallorca y el cruce de declaraciones había vuelto a encender la polémica. El concejal de Deportes del ayuntamiento de Palma, Francisco Ducrós, salió a desmentir la desvinculación al patrocinio anunciada el martes por el portavoz Alberto Jarabo: «Ahora ha cambiado el escenario y la desvinculación solo se refería a la promoción turística. Nosotros estamos dispuestos a ayudar a los clubs de Palma que compiten en las máximas categorías», ello significaba Real Mallorca y Atlético Baleares.

Este cambio de postura se producía un día después de que la presidenta del Consell, Catalina Cladera, les arengara públicamente en unas declaraciones donde apuntaba que no le constaba la desvinculación de Cort y recordaba que «el compromiso es de las tres instituciones».

No obstante, Ducrós tuvo que matizar y rectificar sus palabras ante las exigencias de sus socios de Més y Podemos, que al enterarse de lo que había dicho le pidieron explicaciones. El edil de Deportes, al cabo de unos minutos, rectificó apuntando que las ayudas del ayuntamiento de Palma solo eran para el deporte base y dejaba claro que el ayuntamiento no pondría los 250.000 euros más IVA que debían aportar al patrocinio de 1,8 millones que tramita el Consell de Mallorca.

Estos hechos abrieron un nuevo conflicto entre el Consell y Cort, ya que el compromiso adquirido por la institución insular con el Mallorca era que ellos le aportarían 750.000 euros, el Govern 500.000 y el ayuntamiento de Palma 250.000. Estas cantidades más el IVA correspondiente suman los 1,8 millones de euros. La intervención Govern zanjó el problema

Los 1,8 millones era lo acordado con el club bermellón para el patrocinio de promoción turística y así se aprobó otorgando derechos adquiridos al Mallorca en la Fundació Mallorca Turisme.

Compartir el artículo

stats