El Gobierno ha aprobado destinar 4,5 millones de euros a Baleares para que se inviertan en el denominado plan de acción de atención primaria y comunitaria que se desarrollará en los dos próximos años. El presupuesto general de este plan es de 172.425.000 euros y el dinero que llegará a las islas representa el 2,6% de dicha partida económica.

Esta inversión económica tiene como objetivo, según informaron ayer fuentes del Gobierno, en aumentar la capacidad de resolución de la atención primaria. Se pretende mejorar los procedimientos de diagnóstico, a través de la adquisición de nuevos equipamientos médicos. Al mismo tiempo, también se apostará por la formación necesaria de los facultativos y se pretende optimizar los procesos administrativos para lograr una agilidad operativa del servicio de atención primaria.

Los fondos económicos se distribuirán a todas las comunidades autónomas, siguiendo los criterios del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El dinero que recibirá el sistema sanitario de las islas se distribuirá a través de dos planes que previamente han sido establecidos por las autoridades sanitarias.

El objetivo de esta inversión económica, según señalaron fuentes del Gobierno, es sobre todo aumentar la capacidad de resolución en el servicio de atención primaria. Al mismo tiempo, se quiere fomentar la calidad asistencial del paciente.

Por otra parte, Baleares y Asturias apostaron ayer por reforzar la formación en atención primaria en el marco de los estudios de grado de Medicina. Es una de las principales conclusiones de la reunión mantenida entre la consellera de Salud, Patricia Gómez, con la directora general de Asturias, Tania Cedeño.