Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las emisiones del transporte aéreo casi se cuadriplican desde 1990 en Baleares

No tiene sentido «ni la ampliación del aeropuerto ni buscar nuevas rutas», defiende Transición Energética

Uno de los gigantes de las emisiones, el transporte aéreo aumenta año con año, se advierte desde la conselleria de Transición Energética. B.RAMON

El coste de batir año tras año, salvo el paréntesis de la pandemia, el número de pasajeros y vuelos en los aeropuertos baleares está pasando una alta factura al medio ambiente. Las emisiones del transporte aéreo han crecido a pasos agigantados en Baleares desde 1990. Los gases de efecto invernadero casi se han multiplicado por cuatro en tres décadas. Desde el Govern, Transición Energética avisa de que tiene que haber «un mínimo de decrecimiento» del tráfico en las islas, a pesar de la dependencia del transporte aéreo.

Según datos facilitados por la Dirección General de Energía y Cambio Climático, disponibles en la web de Atmósfera de la comunidad autónoma, en Baleares las emisiones de gases de efecto invernadero (GEH) del sector aéreo casi se han cuadruplicado al pasar de 618 kilotones (mil toneladas) en 1990 a 1.962 kilotones en 2019, último año significativo, por la caída drástica de tráfico en 2020.

Hay que tener en cuenta que en 1990 el aeropuerto de Palma registró 11,3 millones de viajeros. Una década después, en 2000 ya se superaban los 19 millones de pasajeros y las emisiones de GEH se duplicaron, hasta 1.247 kilotones. Para 2010, con 21 millones de viajeros, esas emisiones ascendieron a 1.508 kilotones, y en 2019, rozando ya los 30 millones de pasajeros, crecieron hasta 1.962 kilotones.

En cuanto a la contaminación que afecta directamente a la salud de la población, los parámetros son igual de desalentadores. El NOx (óxido de nitrógeno) detectado en el archipiélago en 1990 por el transporte aéreo se elevó a 2.657 toneladas. En el 2000 se multiplicó por dos, al registrarse 5.362 toneladas. Una década después llegó a 6.751 toneladas y en 2019 ya sobrepasó las 8.575 toneladas.

El óxido de nitrógeno se relaciona con una acción corrosiva en la piel y en el tracto respiratorio, además de poder provocar quemaduras y enrojecimiento cutáneo.

Y el SOx (dióxido de azufre), que provocan irritación en nariz y la garganta, también crece. Hace treinta años la acción del sector aéreo se saldó con 163 toneladas de dióxido de azufre, en 2000 se sobrepasaron las 328 toneladas, que llegaron a 398 en 2019, y a 517 toneladas en 2019.

"El incremento de vuelos y pasajeros no casa con la reducción de emisiones", advierte el director de Cambio Climático

decoration

«El incremento de vuelos y pasajeros no casa con la necesaria reducción de emisiones», dice el director de Energía y Cambio Climátic, Pep Malagrava, quien recuerda que para 2030 se deberán reducir en un 40 %, aunque está por ver cuánto deberán decrecer en el transporte aéreo, lo que se definirá en el Plan de Transición Energética y Cambio Climático, que está en fase de redacción. «No tiene sentido la ampliación del aeropuerto», agrega, como ha señalado el Comité de Expertos balear, ni tampoco que «las empresas solo miren su cuenta de resultados». Y «tampoco,» advierte Malagrava, «hay necesidad de buscar nuevas rutas aéreas,» a no ser que sea a costa de decrecer en otras, avisa —ante la búsqueda de más conexiones con EE UU, con los ojos puestos en Miami, como anunciaba en días pasados el alcalde Palma, José Hila—.

Malagrava es partidario de que haya «un mínimo de decrecimiento en emisiones y a cada sector se le asignará una reducción. Sobre «el incremento desorbitado» de la aviación privada en las islas, el director general señala a esa actividad como «el mal endémico del transporte aéreo», «no puede ser que no tenga un límite fijado», considera.

Emergencia climática

Desde su departamento se subraya que «no tiene sentido hacer políticas de reducción de emisiones para empresas y particulares cuando uno de los gigantes a nivel de emisiones las aumenta año tras año», y todas las administraciones han declarado la emergencia climática. Las islas no pueden ir en contra de las declaraciones de emergencia climática, de los objetivos del Acuerdo de París y de la propia ley de cambio climático balear, se alega.

FIN A LOS CONTROLES COVID A PARTIR DE HOY

El ministerio de Sanidad da por finiquitados del todo los controles sanitarios en aeropuertos y puertos por la covid, una vez superada la fase aguda de la pandemia. Desde la medianoche de hoy no es necesario que los pasajeros cumplimenten el formulario de control sanitario para ingresar en a España. También se elimina el QR, de la aplicación del Spain Travel Health y tampoco en los cruceros habrá medidas extraordinarias, según se publicó en el BOE.

Compartir el artículo

stats