Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ‘boom’ del consumo balear y el alza de los precios elevan un 80% la recaudación por IVA

La Agencia Tributaria estatal ha ingresado en las islas durante los siete primeros meses de este año casi 948 millones de euros frente a los cerca de 526 millones del pasado ejercicio

La salida de la pandemia ha ido acompaña de un fuerte aumento del consumo en sectores como la restauración. G. Bosch

La Agencia Tributaria estatal ha recaudado en Baleares durante los siete primeros meses de este año y a través del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) casi 948 millones de euros. Para hacerse una idea de lo que esta cifra representa basta señalar que supone un incremento del 80,2% respecto al pasado año, mientras que en el conjunto de España este aumento es de un 17,8%. En este crecimiento de la recaudación aparece vinculada la subida de los precios (de un 10,7% durante el último año en las islas), pero es la fuerte actividad económica que se está registrando en el archipiélago, con el correspondiente crecimiento del consumo de los residentes y de los visitantes, lo que explica un impulso tan notable, según los expertos consultados.

Los datos facilitados por la Agencia Tributaria respecto a la recaudación del IVA en Baleares reflejan tanto el impacto que la pandemia tuvo en su economía (con confinamientos, cierre de establecimientos y de las fronteras turísticas) como la potencia de su reactivación. Durante los siete primeros meses de 2019, en un marco de normalidad, el importe obtenido fue de 847,8 millones de euros. Entre enero y julio de 2020, ya con la declaración del estado de alarma a causa de la covid, esa cantidad se desplomó hasta situarse en 558 millones. Durante ese mismo periodo de 2021 la tendencia a la baja se mantuvo hasta colocar esa recaudación en los 525,8 millones.

‘Boom’ en 2022

Pero la desaparición de las restricciones junto a una temporada turística muy positiva, con el correspondiente crecimiento del consumo, han situado los ingresos del Estado en el archipiélago por la vía del IVA en los 947,8 millones de euros. Eso supone un 80,2% más que el pasado año, e incluso un 11,7% más que en 2019.

Parte de este crecimiento está relacionado con la inflación, que en las islas está creciendo a un ritmo del 10,7%. Hay que recordar que el IVA es un impuesto directamente vinculado al consumo dado que supone un porcentaje sobre el precio del producto. Pero si bien el aumento respecto a 2019 sí tiene una mayor conexión con ese encarecimiento, no explica en absoluto la diferencia en relación a 2021. Porque ese aumento de los ingresos del citado tributo respecto al pasado año hay que asociarlo fundamentalmente con el fuerte ritmo de crecimiento de la economía balear, que está recayendo en gran medida sobre aquellos sectores más directamente enlazados con el gasto de los ciudadanos, como la restauración, la hotelería o el comercio, algo que se refleja también en los crecimientos que presentan en materia de empleo.

El director de la Fundación Impulsa y catedrático de Economía Aplicada de la Universitat balear, Antoni Riera, y el director general de Modelo Económico del Govern, Llorenç Pou, coinciden al destacar que ese crecimiento en la recaudación por IVA que se está dando en las islas se explica principalmente por el periodo de «normalización» en el que la actividad económica balear ha entrado.

Este último insiste en que la fortaleza con que este proceso se ha dado hace que «no solo se recupera el terreno perdido durante la pandemia, sino que ya se ha entrado en un nuevo periodo de postpandemia». En este marco, subraya que «la recaudación de las empresas es elevada, y el aumento del consumo es muy claro y diferenciado de la media estatal».

Pou pone de relieve que la recaudación por IVA en Baleares es muy elevada y «demuestra que las empresas están siendo capaces de trasladar el aumento de sus costes a sus precios finales, con lo que eso supone de mantenimiento de sus márgenes de beneficios».

En este sentido, recuerda que la recaudación del IVA es uno de los indicadores que reflejan la buena marcha de la economía balear, como también lo es el del empleo.

Recorrido pendiente

Por su parte, Antoni Riera matiza que el proceso de «normalización» de la economía balear todavía no está concluido, dado que el Producto Interior Bruto de las islas sigue siendo un 7,1% inferior al que generaba antes de la pandemia, lo que supone que el archipiélago va algo más retrasado frente al conjunto del país debido a que el impacto que la covid tuvo sobre él fue muy superior, pero también le otorga un mayor margen de crecimiento.

Por lo demás, respalda que ese fuerte aumento en la recaudación del IVA está mostrando la potencia con la que se ha reactivado el consumo en las islas, dado que este impuesto se paga tanto por la compra de una vivienda nueva como por la adquisición de una camisa.

En este sentido, recuerda que el último informe de Impulsa situó el crecimiento económico del archipiélago durante el primer trimestre de este año en un 13,9%, y adelanta que el porcentaje del segundo trimestre ha sido incluso ligeramente superior.

Compartir el artículo

stats