Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hoteleros de Mallorca abandonan los viajes del Imserso por «inviables»

Otros empresarios reducen las plazas a la mitad para el programa subvencionado por los bajos precios que reciben por huésped

El ministerio de Ione Belarra ha congelado los precios del Imserso. | B. RAMON

Nunca estuvieron tan en el aire los viajes del Imserso, al menos en Baleares. A cuatro días de que arranque la comercialización de la temporada 2022-2023, el martes día 20, a ciencia cierta aún ni se sabe qué hoteles de Mallorca participarán en el programa por «inviable». Mientras algunos clásicos dejan de colaborar y otros han optado por reducir a la mitad las plazas para los turistas subvencionados y así comercializar el resto por su cuenta en temporada baja. La razón es la que llevan tiempo criticando los empresarios, las cuentas no les salen por el bajo precio que pagan estos huéspedes, menos aún con la escalada inflacionista y el incremento de los suministros.

Jordi Cabrer, director del hotel Manaus de Platja de Palma, deja constancia de los «problemas para encontrar suficientes alojamientos este año en el destino, donde se ha pasado de una treintena de hoteles a 3 o 4, señala, dos de una cadena y otro familiar. En su caso, el Manaus, que era un clásico de los viajes del Imserso, se ha bajado del programa. Ya el año pasado, cuando se retrasó la puesta en marcha del programa por la pandemia no participaron. Este año tampoco.

«Por 23 euros IVA incluido, es prácticamente imposible llevar a buen puerto la pensión completa», dice Cabrer, además con un tipo de cliente que es «bastante exigente, con el que hay que tener mucha mano derecha y se apodera de todo el hotel». «Cobrábamos 1 euro por el wifi y tuvimos que ponerlo gratis» por las quejas de unos huéspedes que tampoco pagan ecotasa, recuerda. Mientras tanto «compran excursiones por las que pagan 40 o 50 euros por un día ¿y no pueden pagar 2 o 3 euros más en el hotel?», cuestiona el hotelero.

En el otro destino clásico de los turistas del Imserso, Magaluf, también se recorta la participación en el programa de viajes. Apenas tres hoteles participarán al parecer, dos de una cadena y el hotel Samos. Su director, Cristoph Gräwert esta temporada ha optado por reducir a la mitad las plazas que oferta para los mayores. «He reducido el cupo drásticamente porque es inviable, una ruina», explica el hotelero. «Hasta nos planteamos no contratar con el Imserso, la próxima temporada no sé si participaremos porque firmar un contrato que te ata a día de hoy es muy difícil», considera.

Gräwert recibirá a los primeros turistas del Imserso en la segunda quincena de octubre y lo combinará comercializando el hotel por su cuenta para complementarlo con otros clientes. «Nunca se trata de ganar dinero con el Imserso, solo empatar», aclara. Al alojamiento, la pensión completa, con agua y vino se suman extras, como desayunos o cenas frías, «peticiones lógicas, pero el precio no cuadra».

Recuperar los interislas

Hoteles Globales esta temporada no participará en el programa del ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, y «era la que más trabajaba» con él, señalan fuentes del sector, entre otras «cadenas grandes que lo han dejado».

Mundiplan, la UTE adjudicataria de los viajes a Balears, que ofrece 180.000 plazas en el archipiélago, aún no ha publicado la lista de hoteles en las islas, según señala el presidente de la Agrupación de Agencias de Viajes de Balears (Aviba). Los paquetes que se ofertan a Balears se venden por 308, 37 euros para estancias de 10 días (9 noches) que incluyen transporte, alojamiento (habitación doble a compartir) y pensión completa. Y ocho días (7 noches) cuestan 248, 96 euros. «¿Venir a Mallorca por esos precios?», cuestiona Cabrer.

El hotelero de Platja de Palma defiende que se modernice el programa del Imserso, que es disfrutado por «clientes de ciudad y algunos se vanaglorian de hacer tres y cuatros viajes al año. Y si es por cuestión de precios por la crisis se podría pasar a media pensión». Cabrer cree que sería mejor que en lugar de enero o febrero estos turistas vinieran más adelante cuando se activan los hoteles para amortizar su apertura. Además, se pregunta por qué no se recuperan «los viajes interislas, el Imserso balear» que se pusieron en marcha por la pandemia.

Compartir el artículo

stats