Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los proveedores advierten de que los lácteos seguirán encareciéndose

Los consumidores de las islas piden que se incluya la leche en las medidas para topar los precios

Los consumidores aplauden las iniciativas para limitar precios. DM

Los productos lácteos están entre los alimentos que más se van a encarecer durante los próximos meses, según advierte el presidente de la asociación de distribuidores de Balears, Bartolomé Servera. Eso explica que su homólogo en la asociación de consumidores del archipiélago Consubal, Alfonso Rodríguez, reivindique que leches, quesos, mantequillas y similares se incorporen entre los básicos que los ministros de Trabajo y de Consumo, Yolanda Díaz y Alberto Garzón respectivamente, pretenden incluir en un pacto para limitar sus precios.

Servera señala que las previsiones para septiembre y octubre apuntan a una continuidad en la subida de precios de los lácteos debido a las reducciones de producción que se están generando. Hay que tener en cuenta que en este grupo se encuentran alimentos tan fundamentales como la leche, el queso, los yogures o las mantequillas, pero también se vinculan a otros como los helados. Este problema, en su opinión, se va a mantener hasta finales de año.

El presidente de la asociación balear de distribuidores apunta también a las frutas y las verduras entre los que muestran un mayor riesgo de verse afectados por la inflación a causa de la sequía y de la reducción de muchas cosechas, y pone de relieve la volatilidad de otros alimentos, como es el caso de los huevos.

Por contra, indica que carnes y pescados parecen haberse situado ya en máximos, por lo que no espera subida en sus precios, aunque descarta la posibilidad de que aparezcan abaratamientos a corto y medio plazo.

Bartolomé Servera pone de relieve que la buena noticia es que los problemas de escasez de algunos alimentos que se han venido padeciendo durante los últimos meses han comenzado a reducirse de forma apreciable gracias a la paulatina reducción de turistas en las islas, de ahí que descarte ya la posibilidad de que puedan darse situaciones de falta de suministro.

En este sentido, pone en valor el esfuerzo realizado por las empresas distribuidoras para poder servir los pedidos a hoteles y establecimientos de restauración.

Por contra, se declara enormemente crítico con la iniciativa de la ministra Yolanda Díaz de poner límite al precio de algunos alimentos básicos, al considerar que es una medida legalmente inviable y que solo persigue la obtención de votos.

Postura de Consubal

La postura de Alfonso Rodríguez en relación a este último punto es diametralmente opuesta, y declara su apoyo a la pretensión de topar algunos de esos precios. Por ello, Consubal ha solicitado al Ministerio poder participar en la reunión que se va a celebrar en Madrid el próximo lunes para poder abordar este tema, al considerar que ninguna de las organizaciones de consumidores que van a acudir al encuentro con Garzón y Díaz tiene representación en Balears.

El presidente de Consubal aplaude también la iniciativa de Carrefour de poner a la venta lotes de 30 productos de alimentación e higiene a 30 euros, por considerar que puede tener un efecto contagio sobre otras grandes empresas comerciales que podrían sumarse a campañas de este tipo.

Rodríguez defiende que entre los alimentos sobre los que es necesario fijar límites en sus precios se encuentran precisamente los lácteos, ante la previsión de que se van a seguir encareciendo durante las próximas semanas.

En concreto, defiende la necesidad de adoptar iniciativas tendentes a que en las ofertas se incluyan, además de leches y yogures, una variedad de alimentos esenciales, como arroz y pastas, pero que además sean frescos para impulsar una alimentación sana, como frutas y verduras, que también se han encarecido notablemente, además de carnes y pescados no congelados, y algunos productos básicos de higiene.

El presidente de Consubal opina que la previsión de Servera de que precisamente carnes y pescados frescos hayan alcanzado ya sus precios máximos se debe precisamente a que los consumidores han reducido su compra por no poder hacer frente al valor que han alcanzado.

Compartir el artículo

stats