Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern multa a Ryanair con 72.000 euros por no compensar los daños en tres maletas

La Dirección General de Consumo abre un expediente por falta grave en su grado máximo debido a la reincidencia de la aerolínea y al elevado número de pasajeros que mueve

Imagen de uno de los mostradores de Ryanair en Son Sant Joan. B.RAMON

La Dirección General de Consumo de Govern ha abierto un expediente sancionador contra la aerolínea Ryanair, con una propuesta de sanción de 72.000 euros, por los daños ocasionados a tres maletas de otros tantos pasajeros y no haberles compensado adecuadamente. Aunque el valor de ese deterioro de los equipajes no alcanza los mil euros, el citado departamento autonómico ha decidido calificar lo sucedido como falta grave en su grado máximo, atendiendo al elevado volumen de pasajeros que la citada empresa mueve en las islas y, especialmente, por su reincidencia a la hora de recibir denuncias por parte de los consumidores. El director general de Consumo, Félix Alonso, ha destacado que un expediente como éste demuestra que «vale la pena denunciar» y que el Ejecutivo balear «no se arruga ante nadie».

Los hechos que han dado pie a este expediente sancionador contra Ryanair sucedieron durante el pasado año. En uno de estos casos, una pasajera denunció a la compañía por no haber obtenido una compensación por los daños sufridos en su maleta, que ella cuantificó en 220 euros, dado que al solicitar en la web de la aerolínea se encontró con que en el justificante que le habían dado en el mostrador de la misma habían escrito su nombre de forma incorrecta.

En la segunda reclamación, otra pasajera también denunció daños en su maleta, de la que afirmó haber usado sólo en dos ocasiones, con el agravante de que se había roto una botella de vino que había en su interior, de la que disponía de una factura de 59 euros, lo que deterioró la ropa que había en el equipaje. Ella afirma que presentó una reclamación ante Ryanair, pero que no obtuvo respuesta.

El tercer caso es el de una mujer que también denunció daños en su maleta, de la que aportó una factura de 78 euros, para la que reclamó una compensación mediante un correo electrónico, sin resultado positivo.

Estas tres situaciones fueron denunciadas ante Consumo, que presentó los correspondientes requerimientos ante la aerolínea, sin tampoco obtener respuesta.

Por todo ello, desde el Govern se ha optado finalmente por expedientar a la compañía aérea por considerar que ha vulnerado la normativa en materia de defensa de los consumidores.

Consumo ha optado por proponer una multa de 24.000 euros por cada una de las tres reclamaciones, hasta sumar un total de 72.000, pese a que el valor de los daños cuantificados por los afectados ni siquiera se acerca a los 1.000 euros. La clave radica, como se ha indicado, en la reincidencia de Ryanair a la hora de ser expedientada por este departamento. Esta empresa puede ahora presentar un recurso contra esta decisión, o aceptarla y pagar la multa, con un descuento del 50% si lo hace en un plazo de 15 días.

Como ejemplos, cabe recordar que esta aerolínea aceptó pagar el pasado mes de diciembre una sanción de 19.200 euros al Govern tras asumir que había aplicado un recargo desproporcionado al exigir 178 euros por imprimir una tarjeta de embarque; o que ya en 2022 se le abrió otro expediente por limitar el equipaje de mano que el pasajero puede llevar en cabina.

Representantes de la compañía y el director general de Consumo mantuvieron una reunión el pasado mes de abril, de la que se consiguió que la empresa conteste ahora a los requerimientos que se le hacen, pero que no ha impedido que de nuevo se haya visto expedientada por considerar que ha vulnerado los derechos de sus clientes.

Compartir el artículo

stats