50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miles de usuarios estrenan hoy la gratuidad del tren y del metro sin que se haya reforzado el servicio

Los trabajadores advierten de que faltan máquinas y personal: «Funcionamos de milagro, el Govern tiene que mover ficha» - Movilidad cree que hay medios suficientes para absorber una demanda disparada

Usuarios esperan para obtener la tarjeta intermodal la semana pasada. | MANU MIELNIEZUK

La gratuidad del tren, el metro y el descuento de hasta un 70% en la red de autobuses del TIB empieza hoy con una aumento considerable de usuarios y ningún refuerzo material o de personal. El anuncio de la bonificación del transporte público realizado a principios de agosto ha espoleado la demanda. Entre el lunes 22 y el jueves 25 se emitieron 1.412 nuevas tarjetas intermodales, necesarias para disfrutar de la gratuidad. Y en los últimos días las solicitudes se han incrementado un 50%.

El número de usuarios no ha dejado de incrementarse en todo este 2022, hasta el punto de que las cifras duplican a las de antes de la pandemia. En agosto, hasta el día 25, se habían emitido 5.691 nuevas tarjetas intermodales. La cifra contrasta con las 2.855 expedidas durante todo agosto de 2019.

Pese a todo, el Govern no prevé un refuerzo especial del servicio. «A partir del día 1, y después del horario de verano de SFM, volverán a implantarse los refuerzos en el servicio que ya se pusieron en marcha el 29 de abril para ayudar a la gente a hacer frente al encarecimiento de los combustibles», señalaron desde la conselleria de Movilidad.

Este incremento de frecuencias —hay un tren cada diez minutos entre Inca, Marratxí y Palma, y cada cuarenta minutos desde Manacor y sa Pobla —nos permitió absorber el aumento de demanda que tuvimos en los meses de mayo, junio y mediados de julio. Sólo en junio tuvimos un aumento de usuarios de cerca del 19% en el tren y pudimos absorberlo gracias al incremento del servicio», añadieron.

De este modo, el Govern considera que el aumento de frecuencias aprobado como incentivo para que los ciudadanos dejaran el coche en casa ante la subida del precio de la gasolina será suficiente para atender a los miles de usuarios que ganará el transporte público gracias a las bonificaciones. Por contra, los trabajadores de SFM advirtieron de la precariedad del servicio. «Necesitamos más trenes, material y personal. La conselleria tiene que mover ficha», resumió Ricardo Mas, presidente del comité de empresa de SFM.

«No puedo predecir si va a haber una debacle por el aumento de usuarios. Sí puedo decir que el servicio está en el chasis porque no entra gente nueva desde 2009. Hace cuatro años el anterior conseller de Movilidad, Marc Pons, prometió 35 nuevas plazas y a día de hoy no están ni las bases del concurso. Y eso que el actual conseller [Josep Marí] también ha prometido nuevas plazas», subrayó Mas.

Asimismo, lamentó que los vagones necesarios para aumentar las frecuencias en abril salieron del tranvía que debía unir Manacor y Artà y de alguna máquina que estaba en el taller. «Funcionamos de milagro», destacó este representante de los trabajadores.

Hasta el 31 de diciembre

La semana pasada la asociación de usuarios del tren ya advirtió de un «colapso» en el transporte público este otoño si SFM no reforzaba el servicio. Además del incremento de miles de usuarios por la gratuidad, esta plataforma criticaba que con el nuevo sistema tarifario «los usuarios pagan más», los «cambios de horarios constantes» y la «falta de mantenimiento general y limpieza en las estaciones».

La gratuidad del tren, el metro y la bonificación del bus TIB tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre. Se trata de una medida aprobada por el Gobierno central para ayudar a los ciudadanos a afrontar la escalada de precios.

Compartir el artículo

stats