Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca

Catalina Cladera otorga 1,8 millones al Real Mallorca y desata una crisis con sus socios del Pacto

La presidenta del Consell firma un acuerdo publicitario para que Son Moix se llame Visit Mallorca Estadi sin consultarlo ni ofrecer información a Més per Mallorca y Podemos - El PP salvará el acuerdo con su voto a favor en la reunión de hoy

Catalina Cladera, Alfonso Díaz, Francina Armengol y José Hila, en mayo durante la presentación de la remodelación del estadio. B.RAMON

Crisis en el Pacto de Progreso del Consell de Mallorca. Un acuerdo de patrocinio para renovar el nombre de Son Moix firmado de forma unilateral por la presidenta Catalina Cladera desata una tormenta dentro del equipo de gobierno. Més per Mallorca y Podemos se posicionaron ayer en contra del convenio y criticaron con dureza al PSIB-PSOE: «Esta propuesta va en la línea opuesta a los acuerdos del Pacto». Esta es la primera vez que ambos partidos se desmarcan de forma conjunta de una decisión de la socialista.

A través de este acuerdo, el Consell se compromete a abonar al Real Mallorca 1.815.000 euros, cantidad que será aportada en dos plazos y en la que también colaborará el Govern y el Ajuntament de Palma. Pese al desmarque, el voto a favor del Partido Popular salvará el acuerdo. El CEO de Negocios del Real Mallorca, Alfonso Díaz, se puso ayer en contacto con la presidenta de los ‘populares’, Marga Prohens, para explicarle el proyecto y pedirle el apoyo al convenio.

Hay que recordar que el Mallorca ya llevaba dos temporadas promocionado el nombre de la isla como destino turístico de manera totalmente gratuita y ahora percibirá por este acuerdo un primer ingreso de 750.000 euros en este 2022, aportados en su totalidad por el Consell a través de la Fundació de Promoció Turística. El año que viene, en cambio, la cantidad a percibir por el club ascenderá a 1.065.000, de los cuales medio millón lo aportará el Govern y 250.000 saldrán de las arcas del Ajuntament. Este segundo ingreso se producirá en junio de 2023, aunque el consistorio balear y el palmesano tan solo se han comprometido de manera verbal. 

Fuentes de Més y Podemos explican que el PSOE no les avisó del anuncio hasta el último momento y actuó con «nocturnidad y alevosía» al ocultárselo, y recuerdan el error cometido hace apenas unos meses con la adjudicación de 600.000 euros del Impuesto de Turismo Sostenible para los conciertos de Los 40, que también desató una crisis entre los partidos del Govern. Además, relatan que la presidenta del Govern, Francina Armengol, estaba informada de todos los movimientos «como demuestra que el Ejecutivo balear también pondrá dinero».

Los ecosoberanistas fueron los primeros en denunciar públicamente el acuerdo y se posicionaron totalmente en contra. El conseller insular de Promoción Económica y Desarrollo Local, Jaume Alzamora, afirma que «una cosa es la ayuda y el apoyo al deporte y otra, muy diferente, continuar apostando por reclamos que gritan a la masificación». Por su lado, el coordinador general de los ecosoberanistas, Lluís Apesteguia, advierte a sus socios del PSOE que «no nos busquen para aprobar medidas contra la toponimia mallorquina y a favor del incremento de la saturación turística», y reivindica que los recursos del Consell deben estar «al servicio de la gente, no del provincianismo y del hiperdesarrollismo». Asimismo, exige que los responsables del acuerdo «tienen que explicar las razones de un despropósito millonario, a nosotros y a la ciudadanía».

En Podemos también sentó muy mal tanto la decisión como las formas de su socio mayoritario: «El bipartidismo aprobará gastar 1.8 millones para cambiar el nombre en Son Moix. Dinero que podría destinarse a políticas de vivienda social, que es una verdadera necesidad. No será con nuestros votos. Batimos récords de turistas, no necesitamos más promoción».

Por ello, la vicepresidenta del Consell, Aurora Ribot, critica el acuerdo porque «batiendo año tras año el récord de turistas, no hay que aumentar la promoción, hay que repensar como hacer más sostenible el modelo. Este no es el camino». En esta misma línea se encuentra el conseller insular de Movilidad e Infraestructuras, Iván Sevillano, al hablar de que el convenio «no va en la línea de los acuerdos de gobierno del Pacto» ya que el objetivo de esta legislatura era «empezar a hacer más sostenible el modelo turístico y poner en sintonía buenos resultados económicos con calidad de vida y sostenibilidad». Y apunta: «Demasiada coincidencia con los 600.000 euros derrochados hace meses para pagar la fiesta de Los 40 Music Awards».

Son Moix tomó el nombre de Visit Mallorca Estadi en junio de 2020. Por aquel entonces el Mallorca ofreció la posibilidad a las autoridades de promocionar el nombre de la isla de manera altruista. De esta manera se buscó contribuir a reactivar la actividad turística, principal motor de la economía balear, paralizada tras la crisis sanitaria del coronavirus.

Mediante este nuevo acuerdo, que tiene que ser aprobado hoy por el patronato del Consell insular, además de mantener el nombre del feudo balear una temporada más, el Mallorca también se compromete a revestir sus redes sociales y su web con un banner y un link a la página web de Turismo Mallorca; instalar una lona de 11 metros en el estadio con un logo promocional de la isla que se podrá ver durante las retransmisiones de los partidos; colocar varios logotipos, junto al resto de patrocinadores del equipo, en las dos salas de prensa que la entidad tiene en Son Moix y su Ciudad Deportiva, y reproducir, durante seis minutos, un anuncio promocional en los led perimetrales que rodean el césped del estadio durante los partidos de LaLiga y la Copa del Rey.

Compartir el artículo

stats