Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Govern

El anuncio precipitado que mostró las costuras del Consolat

La presidenta del Govern avisó a los socios con el acto ya organizado, no se enseñó la letra pequeña del acuerdo a los ayuntamientos y cargó la responsabilidad en el conseller Martí March

Francina Armengol presentó la gratuidad de las ‘escoletes’ en el Consolat junto a consellers, alcaldes y dirigentes socialistas. La presidenta del Govern, Francina Armengol, con las autoridades locales en la rueda de prensa ayer en el Consolat de Mar.

La crisis en la conselleria de Salud tras la dimisión de Juli Fuster provocó un terremoto de gran magnitud tanto en el Govern como en el Consolat por la relevancia de su figura: dirigía el IB-Salut y era el director general más importante del Ejecutivo balear, además de la mano derecha de la consellera Patricia Gómez. La repercusión del suceso provocó que el equipo de la presidenta Francina Armengol necesitara un anuncio de calado.

La noticia de la gratuidad en la educación de 2 a 3 años -en un principio debía ser de 0 a 3- se produjo el pasado miércoles 27 de julio y suponía un golpe sobre la mesa por el impacto de la medida, que enviaba dos mensajes claros: la defensa de la educación es una pieza fundamental para el Pacto y la preocupación del Govern por las familias. Además, la líder socialista conseguía una foto con alcaldes, presidentes y comunidad educativa. Ese mismo día comparecía la consellera Gómez a las 13 horas en el Parlament para dar cuenta de la polémica vacunación de altos cargos al inicio de la pandemia.

Pero la decisión quedó eclipsada por la rebelión de los alcaldes y los centros al no mostrar la letra pequeña del acuerdo -muchos ayuntamientos tendrían que poner recursos propios para hacer frente a la gratuidad-, así como la nula previsión con la que se había trabajado la norma, y que ha acabado suponiendo un quebradero de cabeza para el conseller de Educación, Martí March, que ha sido quien ha tenido que negociar con poco margen de reacción y sabiendo que debía ceder ante los consistorios.

Armengol avisó a sus socios del gobierno cuando el acto en el Consolat ya estaba organizado y citó a todas las partes el día 27 de julio a las 10 horas sin dar mucha información sobre lo que se iba a presentar. Solo trascendieron las grandes líneas. Por tanto, el procedimiento fue al revés de lo esperado: primero se produjo el anuncio y más tarde, los encuentros.

Fuentes directas de las negociaciones relatan que «se tendría que haber comentado la novedad para poder negociar» y dar voz a los ayuntamientos y centros para que ofrecieran sus propuestas. Además, apuntan que hubiera sido «más fácil» no hacerlo a finales de julio, porque en agosto prácticamente toda la conselleria de Educación, los servicios jurídicos y gran parte del personal están de vacaciones y se tiene que aplicar a partir de septiembre: «La idea es muy buena, pero se ha fallado en la ejecución».

El apresuramiento es poco frecuente en la sala de máquinas de la líder socialista, que tras casi ocho años de gobierno domina a la perfección los tiempos políticos y no acostumbra a dejar tantos cabos sueltos, sobre todo en año preelectoral. Fuentes del Pacto confiesan que no entienden el «nerviosismo» de la presidenta en momentos donde tiene «toda la ventaja» respecto a los demás. Incluso puso en bandeja la contestación del PP ya que Marga Prohens había presentado semanas atrás la gratuidad de 0 a 3 años como una de sus propuestas estrella. La oficialidad permite el relato, la intimidad enseña la verdad.

Pese a las críticas en privado, fueron pocos los alcaldes que salieron a hablar de los errores cometidos, y sorprendió el mensaje del líder de Més y alcalde de Deià, Lluís Apesteguia: «Lo celebro, es un acto de justicia social. Ahora bien, como alcalde tengo que decir que no está bien hacer anuncios que harán y pagarán los otros. Habría estado bien hacerlo y trabajarlo antes de saberlo por un anuncio hecho por otra institución, y esto también hay que decirlo». Las costuras del Consolat se descubren.

Compartir el artículo

stats