Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares supera por vez primera en su historia los 600.000 ocupados

Las islas lideran el aumento del empleo en España con un alza del 11% respecto a 2021

La hostelería lidera la creación de empleo en las islas. B. Ramon

Baleares cerró julio con 606.647 trabajadores de alta en la Seguridad Social, una cifra que no había conseguido en toda su historia y que supone un incremento del 11% respecto a las mismas fechas de 2021, el más acentuado de todo el país. El propio conseller de Trabajo, Iago Negueruela, tuvo que admitir ayer que aunque se preveía alcanzar los 600.000 ocupados, algo que ya suponía un hito, no se esperaba que esa cifra se viera tan claramente superada. Por ello, insistió en que la realidad que vive el archipiélago es diferente a la del resto del país, al mostrar el primero una reactivación económica mucho más potente y sólida. Al mismo tiempo, el paro afectó a 35.006 personas, con una reducción del 33,7% en relación al pasado ejercicio.

Estas evoluciones son notablemente más positivas que las que se están dando en el conjunto del país. Basta señalar que el crecimiento interanual del 11% del empleo balear triplica la media española del 3,8%, mientras que la reducción del paro de las islas, del 33,7% en relación a 2021, duplica la tasa del conjunto del país, cuya rebaja ha sido del 15,6%.

Tanto el conseller como el director general de Modelo Económico, Llorenç Pou, hicieron hincapié en que el archipiélago ha dejado atrás de forma clara los efectos de la pandemia y se encuentra ya en una nueva fase de expansión, como lo refleja el que lleve nueve meses consecutivos superando las cifras de empleo anteriores a la aparición de la covid, es decir, con máximos también durante la temporada baja y gracias a sectores con menor vinculación con el turismo.

Lógicamente, en julio se destaca el aumento en las plantillas de los sectores más relacionados con la actividad turística, como la hostelería, que muestra un alza del 26%, o el comercio, con una subida del 7,2%. Pero hay que subrayar que también los autónomos han alcanzado un máximo histórico, al crecer un 3,6% y alcanzar las 100.839 personas.

Un punto a tener en cuenta es que tradicionalmente julio es el mes con más empleo del año en las islas, lo que implica que previsiblemente se ha alcanzado ya la cima del presente ejercicio, y que a partir de agosto este número de ocupados comenzará a descender.

Otro aspecto que se pone de relieve es la calidad del nuevo empleo, ya que en julio un 70,2% de los contratos del archipiélago fueron indefinidos, cuando un año atrás solo se alcanzaba el 15,2%, gracias a la última reforma laboral. En el conjunto de España, esa media de julio fue del 33,4%.

Eso supone que la temporalidad de las islas se ha situado ya a niveles de la media de la Unión Europea.

Por lo que respecta al desempleo, la cifra de 35.006 desocupados del archipiélago implica una reducción del 33,7%, la más acentuada de todo el país, y coloca la tasa de paro administrativo de Baleares en un 5,4%, lo que supone rozar de nuevo el pleno empleo.

Ciertamente, ese número refleja un incremento respecto a junio, de un 2,2% (también aparecen crecimientos entre 2017 y 2019), pero hay que tener en cuenta que se debe a la situación de algunos sectores muy concretos. Basta señalar que eso supone que en un mes el número de parados ha crecido en 758 personas, de las que 640 corresponden a la Educación.

Por sectores, la mayor caída interanual del desempleo aparece en la hostelería, con una reducción del 45%, mientras que en el comercio es de un 34,5%. También se puede poner en valor el recorte del 35,4% que aparece en la construcción.

Otro dato a tener en cuenta es la fuerte bajada del paro entre los jóvenes menores de 25 años, de un 47,6%, y entre las personas que llevaban más de un año sin encontrar un puesto de trabajo, cifrada en un 52,3%.

La presidenta de la patronal CAEB, Carmen Planas, puso ayer en valor la evolución positiva que está mostrando el mercado laboral de las islas, y especialmente que su reducción del desempleo duplique la media estatal. También destacó el impulso que ha adquirido la contratación indefinida. Sin embargo, recordó que la economía balear todavía no ha alcanzado los niveles previos a la pandemia y advirtió de las incertidumbres que la guerra de Ucrania y la inflación están generando.

El presidente de PIMEM, Jordi Mora, también expresó su satisfacción por los datos de empleo de julio, aunque admitió que «preocupa la inflación y la subida de tipos de interés, que seguro afectarán a la cuenta de resultados de las empresas».

La secretaria de Acción Sindical de UGT en las islas, Ana Landero, destacó la clara recuperación del empleo que se está registrando, pero subrayó la necesidad de elevar la contratación para reducir las fuertes cargas de trabajo que están soportando las plantillas durante este verano. Un aspecto puesto de relieve es que no solo aumenta el empleo, sino también su calidad gracias a la reciente reforma laboral. También reclamó una subida de los salarios.

La secretaria de Empleo de CC OO-Balears, Yolanda Calvo, aplaudió la buena marcha del mercado laboral de las islas, pero hizo hincapié en la necesidad de que mejoren los salarios para poder vivir dignamente en el archipiélago, a la vista de la fuerte subida de los precios.

Compartir el artículo

stats