La diputada de El Pi-Proposta per les Illes Lina Pons no se presentará a ninguna lista del partido en las próximas elecciones, ya que quiere volver a la comunicación: «La política está bien, pero quiero volver a lo mío, que es la comunicación», explica Pons, que indica que trasladó su decisión a la dirección del partido hace tres semanas

«En septiembre tienen que hacer las listas y organizarse, y yo ya lo tenía clarísimo», añade. Cabe recordar que la diputada ya dimitió el año pasado como vicepresidenta del grupo en el Parlament junto al presidente de la formación en ese momento, Antoni Amengual, y otros cargos del partido.

Hay que recordar que las dimisiones de Pons y Amengual supusieron una división en el partido, una pugna que ha acabado ganando el actual portavoz, Josep Melià. La diputada regionalista tuvo una gran relevancia política durante la tramitación de la ley de Educación de Balears, al aceptar como propia una norma surgida de otro lugar y que defendió sin ambages. Incluso supo jugar sus cartas al reivindicar que el catalán no debía ser objeto de luchas políticas porque «se tiene que defender y preservar».