Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Los ingresos de menores por TCA se han triplicado desde el año 2019»

La pandemia ha multiplicado los trastornos alimentarios de niños y jóvenes

El equipo de atención a menores con TCA de Son Espases huse

Es una realidad como una apisonadora el impacto que ha tenido la pandemia en la salud mental en general, y en los trastornos de la alimentación en particular, especialmente sobre niños y jóvenes. En Son Espases ya tienen algunas cifras de esa incidencia: desde 2019 a 2021 el número de menores ingresados por trastornos de la conducta alimentaria (TCA) se ha triplicado, pasando de los 20 registrados en 2019 a los 85 de 2021; y el número de nuevos casos se ha incrementado un 120%.

Rebeca Corbacho, la psiquiatra que atiende a menores con TCA en el Institut Balear de Salut Mental de la Infància i l’Adolescència (IBSMIA), matiza que esta tendencia al alza ya estaba empezando a notarse antes de la pandemia. Corbacho razona que un factor que afecta es la mayor exposición de niños y jóvenes a mucha información y «en una época muy vulnerable», una sobreexposición a contenidos que hacen «mucho hincapié» en la moda y la imagen perfecta que aumentó en el confinamiento.

El incremento de casos «continúa en la pospandemia», alerta Iratxe Aguirre, psiquiatra del Programa de Atención Especial a los Trastornos de la Conducta Alimentaria (PAETCA), que ante esta situación ve necesario aumentar ya los recursos para este programa y solicita por ejemplo la incorporación de nutricionistas al equipo.

Compartir el artículo

stats