Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El IB-Salut dice ahora que los certificados médicos deben pagarse

Se niega a devolver los 80 euros que abonó un menor por un documento oficial

El certificado médico se tramitó en el PAC de Son Ferriol. B.RAMON

El IB-Salut afirma, mediante un documento oficial, que la administración sanitaria puede cobrar la cantidad de 80 euros por emitir un certificado médico oficial. Esta afirmación contradice la versión facilitada hace varias semanas por la administración sanitaria, que lamentaba que un menor, que había acudido al PAC de Son Ferriol para conseguir que la doctora de cabecera le firmara un certificado médico oficial, hubiera tenido que pagar los 80 euros que le exigieron desde la administración de este centro. De hecho, desde el propio IB-Salut se instó a este usuario del servicio público a que presentara una reclamación y que se le devolvería el dinero, ya que en otros centros médicos esta tramitación administrativa era gratuita.

El menor, a través de sus padres, instó la correspondiente reclamación económica, que ha sido desestimada. En la contestación, que cuenta con la doble firma del director gerente de Atención Primaria y del director del área de Gestión, se señalan las disposiciones legales que justifican que el servicio público sanitario puede exigir el pago por estos documentos. Y por lo tanto no se devolverá el dinero.

Así, en uno de los artículos legales señalados en la contestación se señala que todo paciente tiene derecho «a que se le faciliten los certificados acreditativos de su estado de salud. Estos serán gratuitos cuando así lo establezca una disposición legal o reglamentaria». Y a continuación se cita otra normativa aprobada por el Govern, en la que se establece que el precio por la expedición del certificado se fija en la cantidad de 80 euros.

Este menor acudió al centro de salud de su barriada porque pretende realizar el próximo curso unos estudios de formación profesional. El centro educativo público donde se realiza el curso exige para la prescripción la entrega de un certificado médico oficial. El alumno acudió al Colegio de Médicos de Balears y adquirió un certificado oficial. Y después recurrió a su doctora de cabecera del PAC de Son Ferriol, que rellenó dicho documento oficial. La doctora no planteó ningún impedimento para firmar este documento. Fue en el mostrador del PAC de Son Ferriol cuando se le comunicó al menor que debía pagar los 80 euros. El abono se realizó mediante un datáfono del propio centro médico.

Se da la circunstancia de que ha sido el único alumno que ha tenido que pagar este trámite en la sanidad pública para realizar la inscripción en el centro educativo. Los otros adolescentes que aspiran a ser aceptados en el instituto no han tenido que realizar ningún pago. El propio centro sanitario de Son Ferriol reconoció que había estado cobrando por estos documentos oficiales, si bien se señaló que se había recibido una comunicación de la propia conselleria de Salut ordenando que se dejara de cobrar por esta tramitación.

Fuentes del IB-Salut señalaron ayer que los certificados médicos son gratuitos cuando son exigidos por algún organismo oficial. Sin embargo, cuando se trata de informes médicos, y no certificados, sin ninguna validez legal, sí se tiene que pagar.

Sin embargo, el menor no tramitó este informe médico para que se describiera su estado físico, sino que pidió el certificado oficial porque a su vez se lo exigía el instituto.

Compartir el artículo

stats