Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad

Govern y Pacto ponen el foco en la Abogacía por la caída de Fuster

Señalan que se trata de un «grave error» presentar un recurso «sabiendo que estaba perdido desde el principio» - «Este fallo ha hecho caer al director general más importante», confiesan

La directora de la Abogacía de Balears, Lourdes Aguiló, el pasado 6 de junio en el Parlament. DM

La dimisión del exdirector general del IB-Salut, Juli Fuster, hombre clave de la conselleria liderada por Patricia Gómez, ha hecho saltar todas las alarmas en el Govern y el Pacto por la dureza de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJIB) y la supuesta falta de información previa. Un alto cargo del Ejecutivo balear explica que fue un «error enorme» que la Abogacía de la Comunidad Autónoma no informara sobre la presentación del recurso porque «se sabía que estaba perdido desde el principio, y en estos casos los tribunales te dejan en evidencia». Además, insiste en que hubiera sido «mucho más sencillo» subsanar el error antes de llegar hasta ese punto, donde la dimisión era «irremediable».

En este sentido, fuentes de los tres partidos del Pacto también señalan a la Abogacía como principal problema en este embrollo porque no se avisó «a nadie» de que habían procedido de esta forma y que, por tanto, el número dos de Salud estaba siendo investigado por no abstenerse en la resolución por la que se nombraba anestesista a su hija. Algunos confiesan que albergan dudas sobre el desconocimiento de Fuster, pero todos coinciden en una cuestión clave: «Un fallo de la Abogacía ha hecho caer al director general más importante del Govern».

Según el relato oficial ofrecido por el Govern, la presidenta Francina Armengol, el equipo de gobierno y el propio Fuster se enteraron de la resolución el mismo viernes, cuando se hizo pública, lo que originó una serie de conversaciones, llamadas y movimientos para tratar de encontrar una solución. De ahí que una de las reivindicaciones principales haya sido la rapidez porque «no había otra opción» y los controles y los filtros administrativos «no han funcionado». La falta de información y la ínfima capacidad de reacción suscitaron el enfado de la presidenta, que se encontraba en unas breves vacaciones. Fuster y Gómez también estaban fuera de la isla.

A pesar de que existe unanimidad a la hora de poner el foco sobre la Abogacía de la Comunidad Autónoma de las Illes Balears, todos evitan responsabilizar directamente a la directora del ente, Lourdes Aguiló. Aguiló ha sido militante del PSIB-PSOE, fue secretaria general de la consellería de Presidencia de 2008 a 2011, diputada en el Parlament de 2011 a 2015 y ha sido vicepresidenta de la Comisión de Asuntos Institucionales. Se trata de una persona de gran peso político y con un largo historial en las filas socialistas. Hace poco fue noticia por redactar un informe desfavorable sobre la Ley Menorca Reserva de la Biosfera, que originó una crisis en el Consell de Menorca y acabó con su comparecencia en el Parlament para explicar que era «un borrador de primeras impresiones».

Més per Mallorca y Podemos se pusieron en contacto directo con la presidenta para decidir «cuanto antes» cuál era la decisión final, aunque fuentes de los partidos reconocen que la dimisión era «la única salida desde el principio porque estaba incumpliendo el Código Ético, y eso no hay quien lo salve».

Pese a las diferencias, todos coinciden en el buen trabajo de Fuster al frente del IB-Salut y consideran «natural» el relevo de Manuel Palomino, una persona de máxima confianza y que ejercerá de continuista del proyecto de Fuster iniciado en 2015.

En la Junta de Portavoces que tendrá lugar hoy en el Parlament, los portavoces de los grupos políticos debatirán la comparecencia de la consellera Gómez para explicar lo ocurrido con el caso de Juli Fuster. Asimismo, comparece esta misma mañana a las 9 horas para dar cuenta del informe sobre el proceso de vacunación contra la covid-19. Pese al trajín de personas que estuvieron presentes en la maratoniana jornada parlamentaria de ayer, la consellera solo estuvo presente en los inicios, principalmente en la lectura de una Declaración Institucional sobre la Encefalomielitis Miálgica.

Compartir el artículo

stats