Cerca de 40 niños saharauis han llegado este jueves a Baleares para pasar el verano en casas de acogida a través del programa Vacaciones en Paz.

Según ha explicado la asociación en nota de prensa, en concreto son 36 los niños de campamentos de refugiados saharuis de Tindouf que han llegado a Mallorca, sumados a otros seis que se desplazarán a Ibiza y otros tres, a Menorca.

Los menores han llegado primero a Barcelona en un vuelo compartido con los niños que pasarán en la ciudad condal su verano. Así, una delegación de voluntarios de la asociación se ha desplazado a Barcelona, donde los menores han llevado a cabo los trámites de control de aduanas y pasaportes.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Catalunya han explicado que el dispositivo ha funcionado de forma "ágil" y no ha habido problemas con la identificación de los menores recién llegados.

También han afirmado que los niños "han estado bien atendidos" y su ordenación en función del destino que le tocaba a cada niño se ha hecho de la forma más ágil posible.