Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 42% de los baleares declaró ganar menos de 12.000 € en 2020

Los que ganaron más de 601.000 euros se redujeron a 279 personas

Imagen de la sede de la Agencia Tributaria estatal en Palma. B.RAMON

Casi la mitad de los contribuyentes de Balears declararon a Hacienda haber ganado menos de 12.000 euros a lo largo de todo 2020, con un empobrecimiento evidente vinculado al impacto de la pandemia en muchos negocios y a la dependencia que una gran parte de los trabajadores de las islas tuvieron de los expedientes de regulación de empleo (ERTE) y de las prestaciones especiales. La Agencia Tributaria ha publicado esta semana los resultados de la campaña de la renta desarrollada durante el pasado año, y el balance es demoledor, con un descenso generalizado de las personas con los ingresos más elevados y un fuerte aumento de las que presentan las situaciones de mayor pobreza.

Primer dato: 235.322 contribuyentes del archipiélago declararon unos rendimientos del trabajo inferiores a los 12.000 euros anuales a lo largo de 2020, es decir, el 42,3% del total. Como referencia, señalar que en 2019 esa cifra había sido de 193.283, lo que supuso el 35% de las declaraciones presentadas. Es decir, todas esas personas comunicaron a la Hacienda española durante la pasada campaña del IRPF que ni siguiera habían llegado al salario mínimo interprofesional.

Para calibrar el alcance de esta situación, basta señalar que de este grupo, 165.131 declararon ingresos inferiores a los 6.000 euros anuales durante 2020, lo que prácticamente equivale a un simple subsidio.

Como se ha indicado, estos rendimientos del trabajo se declararon en relación a lo obtenido durante el primer año de la pandemia, en el que la temporada turística fue prácticamente inexistente, lo que condenó a muchos asalariados a depender de los ingresos vinculados a los ERTE y a las prestaciones extraordinarias que se crearon para el colectivo de los fijos discontinuos. A ello hay que sumar todo el volumen de autónomos y empresarios que se encontraron con un desplome de su actividad debido a las duras restricciones que se aplicaron para intentar frenar las olas de contagios.

El efecto es que mientras aumento con fuerza la cifra de los que declararon haber ganado menos de 12.000 euros anuales a lo largo de 2020, se redujo de forma notable los que afirmaron haber recibido más de 12.000 durante todo ese ejercicio.

De este modo, uno de los grupos más numerosos de contribuyentes de Balears, que es el de los que ingresaron a lo largo de doce meses entre 12.000 y 21.000 euros, se vio reducido de los 141.848 de 2019 a los 123.074 de 2020. Eso supone que pasaron de suponer el 25,7% del total a un 22,1%.

También evolucionaron a la baja los que declararon unos rendimientos del trabajo situados entre los 21.000 y los 30.000 euros al año, que pasaron de los 90.423 de 2019 a los 80.279 de 2020.

Menos pronunciado pero igualmente notable fue el recorte de los que declararon ingresos de 30.000 a 60.000 euros anuales, con 92.429 declaraciones en las que se reconoció haber obtenido ese importe durante 2020, frente a los 97.429 que declararon esos ingresos a lo largo de 2019.

El resto de contribuyentes, los de ingresos más altos, no suponen ni un 5% del total, pero también muestran una reducción a causa del impacto que el coronavirus tuvo en la actividad económica de las islas.

La lista de los que declararon haber ganado entre 60.000 y 150.000 euros a lo largo de 2020 ascendió a 21.006 contribuyentes (el 3,7% del total), cuando un año antes había sido de 23.605.

Los que apuntaron unos rendimientos del trabajo de 150.000 a 601.000 euros durante el primer año de la pandemia fueron 3.058 (0,5% del total), también una cifra más reducida que la del ejercicio anterior, cuando alcanzaron los 3.934.

Finalmente, el pequeño grupo de los que informaron a la Agencia Tributaria que sus rendimientos del trabajo habían superado los 601.000 euros a lo largo de 2020 estuvo formado por 279 contribuyentes (0,05% de todas las declaraciones presentadas), cuando un año atrás había alcanzado los 370.

Compartir el artículo

stats