Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patronales ante la Inspección de Trabajo: «Los tramposos son pocos pero hay que pararles los pies»

PIMEM defiende que la competencia desleal daña especialmente a las pequeñas empresas

Imagen de la reunión de agentes sociales y Govern sobre los controles laborales CAIB

«Los tramposos son pocos pero es necesario pararles los pies», afirma el presidente de la patronal PIMEM, Jordi Mora, que además subraya que la competencia desleal que se genera con el fraude laboral tiene entre sus víctimas a las pequeñas y medianas empresas por su mayor vulnerabilidad frente a las grandes.

Desde las patronales se defiende que el comportamiento del tejido empresarial balear es mayoritariamente respetuoso con las normas. Desde CAEB se asegura que «estamos convencidos de que la inmensa mayoría de las empresas están cumpliendo escrupulosamente con la legalidad» y se pone en valor el esfuerzo que éstas realizan para recuperar durante esta temporada turística la actividad perdida durante los años anteriores a causa de la pandemia. Además, se subraya que tras la reforma laboral se está incrementando de forma más que notable la contratación indefinida en las islas.

El presidente de PIMEM también opina que la mayoría actúa correctamente, pero admite que hay que ser muy inocente para creer que entre las 90.000 empresas y autónomos que hay en las islas, todas respetan escrupulosamente la legalidad. Y subraya que los que cometen fraude buscan jugar con ventaja respecto al resto de empresarios, lo que supone una evidente competencia desleal que es necesario frenar.

Jordi Mora rechaza de plano que la tasa de fraude sea superior entre las pequeñas empresas frente a las grandes, y señala que son precisamente las primeras las más perjudicadas por la citada competencia desleal, al ser también las más vulnerables y las que cuentan con menos recursos para defenderse de este problema.

De ahí la importancia que para Mora tiene el que todos compitan en igual dad de condiciones. El presidente de PIMEM reconoce que «cuando se habla de campaña de inspecciones de trabajo, da miedo aunque se hagan las cosas bien, pero son buenas para las empresas porque garantizan las mismas reglas de juego para todas».

Compartir el artículo

stats