Los responsables de política lingüística del Govern de les Illes Balears, la Generalitat de Catalunya y la Generalitat Valenciana se encontraron ayer viernes por la mañana en Palma. La reunión contó con la presencia de Beatriu Defior, directora general de Política Lingüística del Govern de les Balears; F. Xavier Vila, secretario de Política Lingüística de la Generalitat de Catalunya, y Rubén Trenzano, director general de Política Lingüística y Gestión del Multilingüismo de la Generalitat Valenciana, además de los respectivos equipos de trabajo.

Durante el encuentro se habló del proyecto estratégico para la recuperación y la transformación económica (PERTE) Nueva economía de la lengua, promovido por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que tiene como objetivo convertir las lenguas oficiales en elementos tractores de la transformación digital. En este sentido, se destacó la necesidad que los tres gobiernos hagan frente común y presenten proyectos conjuntos a fin de que la lengua compartida pueda optar a los recursos económicos previstos. Hay que recordar que el PERTE incluye esos de actuación capitales para garantizar el futuro de la lengua, como pueden ser la inteligencia artificial, el aprendizaje de la lengua o las industrias culturales. En anteriores ocasiones los gobiernos ya han manifestado su preocupación para que la PERTE no tenga un tratamiento igualitario de todas las lenguas oficiales del Estado y se dedique principalmente a proyectos vinculados con el castellano.