Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El servicio de cuidados paliativos de Baleares se amplía a los 365 días del año

Salud ha contratado a nuevos equipos sanitarios de atención para mejorar el servicio

Armengol se reunió ayer con los sanitarios que coordinan los cuidados paliativos. J.F.M.

La conselleria de Salud ha decidido ampliar el servicio de atención domiciliaria y en concreto la cobertura de los cuidados paliativos a enfermos terminales, que se desarrollará a partir de ahora durante las 24 horas y todos los días del año. La ampliación de este servicio, que hasta ahora solo venía funcionando de lunes a viernes y con un horario de ocho de la mañana a ocho de la tarde, fue anunciada ayer por Francina Armengol. La presidenta del Govern realizó ayer una visita oficial al centro médico del Molinar, que es desde donde se coordina este servicio sanitario, que se presta a las personas que están a punto de morir y a sus familiares, para ayudarles a afrontar esta difícil situación.

Armengol consideró que debe ser un servicio obligatorio contar con la intervención de profesionales sanitarios que ayuden a pacientes con graves enfermedades incurables, que precisan de un cuidado paliativo. Así, la presidenta detalló el interés que ha mostrado el Govern ante esta situación de final de vida de una persona y recordó la aprobación en Balears de la ley de muerte digna, así como del plan de cronicidad.

Este servicio de apoyo de atención domiciliaria se desarrollará en las cuatro islas del archipiélago. El Govern ha contratado a nuevos equipos para desarrollar este programa. La conselleria de Salud dispondrá de ocho unidades asistenciales. Cada una de ellas estará formada por un médico y una enfermera. También intervendrá, cuando sea necesario, un psicólogo y un auxiliar administrativo. Esta ayuda no se presta únicamente al paciente oncológico, sino al resto de enfermos que sufren otras dolencias incurables y que están afrontando los últimos días de vida.

Según las cifras oficiales que maneja la conselleria de Salud, el año pasado este servicio atendió a un total de 1.424 pacientes en toda Balears. Es una cifra que supone un tres por ciento de aumento de pacientes asistidos antes de la pandemia. La media de edad de estas personas a punto de morir es de unos 76 años. El 54% de enfermos terminales son hombres y el 46% restante son mujeres.

El 77% de estos pacientes muy graves son enfermos de cáncer, mientras que el otro 23% sufren otras dolencias de las que no pueden recuperarse.

Estos equipos de apoyo de atención domiciliaria estarán centralizados en el edificio de la Unidad Básica de Salud ubicado en la barriada de El Molinar. Su trabajo depende directamente del departamento de Atención Primaria de Mallorca. Este departamento sanitario hace ya 23 años que viene prestando estos cuidados paliativos a los enfermos que lo necesitan, a los que se asiste en sus domicilios. Los sanitarios también atienden a los familiares de los enfermos terminales y en según qué casos a las personas que se encargan de atender a estos pacientes.

Desde el Govern se insistió ayer que es muy importante que todos los enfermos, o sus familiares, sepan que en cualquier momento y a cualquier hora un equipo especializado en atención paliativa está preparado para actuar. Esta unidad o bien acudirá al domicilio donde sea precisa su intervención o se actuará mediante una llamada telefónica. Armengol quiso conocer ayer de cerca el trabajo que desarrollan estos profesionales sanitarios, a los que agradeció su labor para atender a personas que están afrontando sus últimos momentos de vida. La presidenta dijo que es necesario que estas personas estén acompañadas en estos momentos.

Compartir el artículo

stats