Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Justicia respalda que el Govern denegara 200 vehículos con chófer

Los taxistas aplauden que se rebaje el riesgo de que se instalen Uber o Cabify en las islas

Protesta de taxistas en 2018 contra los nuevos VTC. MANU MIELNIEZUK

El Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) ha respaldado la decisión de la conselleria de Movilidad de denegar a la empresa Ares Capital las licencias para disponer de 200 nuevos vehículos de alquiler con conductor (VTC). Esta sentencia ha recibido el aplauso de las patronales del taxi, al considerar que aleja el riesgo de que se implanten en las islas plataformas como Uber o Cabify.

La decisión del TSJB respalda los argumentos esgrimidos tanto desde el Govern como desde las citadas organizaciones de taxistas, respecto a que Ares Capital no había cumplido los requisitos necesarios para obtenerlas citadas licencias, y en concreto se esgrime que la empresa no había demostrado disponer de un seguro de responsabilidad civil (que permite cubrir contingencias del transporte, como pérdida de maletas), sino exclusivamente el seguro obligatorio de los vehículos. En este sentido, desde Taxis-Pimem se recuerda que esta empresa ya había visto denegadas 60 licencias por este mismo motivo.

La sentencia contempla la posibilidad de ser recurrida ante el Tribunal Supremo, pero el presidente de la citada asociación de taxistas, Biel Moragues, recuerda que Ares Capital ya optó con no hacerlo cuando se le denegaron otras 60 licencias. En su opinión, la citada empresa no quiere llegar al Supremo para evitar que se confirmen las sentencias en su contra y se genere jurisprudencia. En este aspecto, recuerda que dicha firma solicitó más de 200 autorizaciones para VTC en Mallorca, pero tramitó miles en el conjunto de las comunidades autónomas, lo que explica que se quiera evitar que las negativas recibidas en las islas ‘contagien’ a otras zonas del país.

Moragues añade que la Conselleria terminó concediendo 170 autorizaciones de vehículos de alquiler con conductor a la empresa Alsa, lo que fue recurrido por Taxis-Pimem alegando motivos muy similares a los que han pesado en contra de Ares, de ahí su esperanza de obtener también en esta materia un resultado positivo.

El presidente de la citada patronal del taxi se felicita, en cualquier caso, de que el riesgo de que se instalen en las islas plataformas como Uber o Cabify a través de las licencias de VTC se está diluyendo, dado que las conseguidas por Alsa tampoco se han utilizado con ese fin.

En relación a este punto, considera que la elevada estacionalidad en la actividad del transporte que se registra en las islas está desincentivando la creación de este tipo de servicios en Balears.

Hay que recordar que las diferentes organizaciones de taxistas de las islas convocaron en 2018 una protesta, con una caravana de vehículos que recorrió Palma y su aeropuerto, ante el riesgo de que se produjera una entrada masiva de VTC en la isla, a la vista del elevado número de solicitudes presentadas para obtener su autorización.

Hay que tener en cuenta que antes de recibirse estas peticiones había en el archipiélago algo más de 200 vehículos de alquiler con conductor, que se han dedicado a dar servicio a clientela de alta gama, lo que ha permitido que históricamente su convivencia con los taxistas haya sido totalmente pacífica, a diferencia de la guerra abierta en Son Sant Joan con algunos microbuses de transporte discrecional.

Compartir el artículo

stats