Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La izquierda pasa el rodillo en el Parlament

Sesión de control | En el último momento, el Pacto suprime del pleno del Parlament las preguntas de la oposición a Francina Armengol - PP | Eliminan debatir la bajada de impuestos del PP y Prohens acusa a la presidenta de «entrar en pánico tras la mayoría de Andalucía» - Justificación | Apuntan que es un periodo extraordinario de sesiones, que Bauzá hacía lo mismo y deben priorizar leyes pendientes

Sesión plenaria de ayer en el Parlament, con Francina Armengol en el fondo, que ayer evitó tener que contestar a la oposición. | PARLAMENT

El Pacto de izquierdas que gestiona el Govern sacó ayer el rodillo en el Parlament para arrinconar a la oposición en el debate político. La Diputación Permanente, con mayoría de los partidos del Pacto, acordó suprimir la sesión de control a los miembros del Govern, especialmente las preguntas a la presidenta Francina Armengol, así como debatir la reforma fiscal con la rebaja de impuestos propuesta por el PP. Fue una decisión tomada en el último momento y, según fuentes del Pacto, por orden directa del Consolat. De hecho, algunos de los consellers llegó al pleno con las respuestas preparadas para someterse a las preguntas de la oposición que estaban incluidas en el orden del día del pleno.

La trifulca, a golpe de declaraciones, entre los grupos de la oposición y el Pacto fue de consideración. Marga Prohens, presidenta del PP, alteró su agenda y compareció de urgencia en los pasillos del Parlament para valorar la retirada de la propuesta de su partido de bajar impuestos que debía ser debatida en la Cámara Autonómica. Para la presidenta del PP este hecho se debe a que «Armengol está sufriendo un ataque de pánico tras las elecciones en Andalucía» y acusó a la presidenta de «pasar el rodillo de forma autoritaria». Las dos principales rivales que se disputarán la presidencia del Govern en 2023 se cruzaron en los pasillos del Parlament, pero ni se miraron y mucho menos tuvieron tiempo de saludarse.

La portavoz de Ciudadanos, Patricia Guasp, también se mostró muy enfadada por la supresión de la sesión de control. Lo calificó como una «vergüenza» y denunció la «autoritaria injerencia del Govern sobre el Parlament, del poder ejecutivo sobre el legislativo». Vox decidió marcharse del pleno en señal de protesta por lo que calificó de «acción antidemocrática» su portavoz parlamentario, Jorge Campos. El Pi y Més per Menorca también mostraron su rechazo por las formas exhibidas por el Pacto en la Cámara.

El argumento de la izquierda para provocar una votación de la Diputación Permanente es que se trata de un periodo extraordinario de sesiones habilitado de forma especial para aprobar decretos y leyes pendientes y urgentes. Por ello consideran prioritarios estos debates a las preguntas de control y a la reforma fiscal del PP, que de todas formas estaba previsto que se rechazase al no contar con la mayoría suficiente para su aprobación.

El PSIB recuerda a Bauzá

De hecho, la portavoz socialista Pilar Costa recordó que «en la época del PP de José Ramón Bauzá, con Marga Prohens de portavoz del PP, nunca se permitió preguntas al Govern en los plenos extraordinarios». En esta ocasión, según los socialistas, por lo menos se ha sometido a votación. Costa también apuntó que quedan todavía bastantes leyes importantes para tramitar y debatir durante el año de legislatura y se deben priorizar las sesiones parlamentarias.

En el pleno de ayer se debatió la Ley de Juventud, la misma que obliga a que un 15% de la vivienda pública que se edifique sea para los jóvenes. Asimismo, se validó el decreto ley para la estabilización de 10.000 plazas de funcionarios interinos. Un decreto que ha levantado la polémica en las últimas semanas por la exoneración de dos años de acreditar el nivel de catalán por estos empleados públicos.

Marga Prohens y Armengol se cruzaron, pero ni se miraron. | M.ADROVER

El «pánico de Armengol»

Marga Prohens arremetió con dureza contra Francina Armengol y la acusó directamente de coartar el debate político. La líder del PP aseguró al respecto: «Juanma Moreno ha demostrado en Andalucía que bajar impuestos a la ciudadanía es posible y aquí Armengol se niega. La mayoría absoluta del PP de Moreno en Andalucía ha hecho entrar en pánico a Francina Armengol».

De igual modo, Prohens recordó que «la presidenta ya votó en contra de una propuesta de bajar el IVA del recibo de la luz y después Pedro Sánchez lo está aplicando». Para Marga Prohens estos hechos «demuestran que los argumentos para no bajar los impuestos de la izquierda son totalmente falsos».

La reforma fiscal del PP propone una rebaja de impuestos anuales en torno de los 200 millones en Baleares. La Proposición de Ley de los populares incluye la supresión del Impuesto de Sucesiones, del de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en la compra de vivienda para menores de 30 años, la reducción del Impuesto de Patrimonio o la rebaja de medio punto del tramo autonómico del IRPF para las rentas inferiores a 30.000 euros anuales. También plantean otras tres nuevas deducciones: por nacimiento o adopción, por gastos derivados del cuidado de personas mayores de 65 años o para arrendadores de viviendas.

«Lo grave de lo que ha ocurrido hoy -por ayer- en este Parlament es que ni tan solo nos han dejado debatir esta bajada de impuestos, lo que indica que sus argumentos en contra de la rebaja fiscal son falsos y han optado por el rodillo autoritario al suprimir nuestra proposición de ley», apostilló Marga Prohens.

Durante el mes de julio que está a punto de empezar hay previstas otros plenos extraordinarios para validar decretos leyes. La trifulca de ayer puede repetirse.

Compartir el artículo

stats