Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orgullo LGTBI+

El Orgullo desborda Palma entre críticas al ayuntamiento

La organización cifra en más de 2.000 los asistentes y lamentan la «institucionalización» del movimiento LGTBI+ - «La democracia española tiene una deuda con las personas trans», expresan

El Orgullo desborda Palma entre críticas al ayuntamiento CATI CLADERA / EFE

«Fuera ayuntamiento de nuestro movimiento, el Orgullo no se vende». Estas palabras se han sucedido durante la manifestación multitudinaria organizada por Ben Amics para reivindicar los derechos del colectivo LGTBI+. El recorrido se ha iniciado a las 19 horas en la plaza de España bajo el lema 30 años de lucha. Derechos y resiliencia y ha llegado hasta la plaza de Cort, donde se ha leído un manifiesto. Este año la protagonista principal ha sido la recién aprobada Ley para la Igualdad Real y Efectiva de las Personas Trans y para la Garantía de los derechos de las Personas Lesbianas, Gais, Trans, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI), conocida como ‘Ley Trans’. La asociación cifra los asistentes en más de 2.000.

En el discurso que se pronunció frente al ayuntamiento se explicitó que esta concentración es «el grito más valiente, con el que dejamos claro que estamos aquí, frente al odio, con visibilidad, orgullo y resiliencia». Así, reivindican que las personas trans han «aguantado y sufrido enormemente» durante la tramitación de la ley aprobada esta semana porque «han vivido insultos, acoso, mentiras, noticias falsas y campañas de odio». Pese a ello, se congratulan porque «han mostrado valentía, alegría y dignidad, exigiendo sus derechos con argumentaciones, acercando las necesidades diarias de las personas trans».

En ese sentido, defienden que la democracia española «tiene una deuda con las personas trans, que ni somos ni seguiremos siendo ciudadanas de segunda, ni volveremos a la patologización». Y añaden: «Autodeterminación de género ya, porque no toleraremos más campañas del miedo y la desinformación, porque en nuestro territorio el derecho de autodeterminación es vinculante desde el 2 de julio de 2016, y se ha conseguir facilitar una vida más digna para las personas trans que viven en Islas Balears».

Hace unos días, la presidenta de Ben Amics, Tatiana Casado, hizo hincapié en que era importante hacer «memoria histórica» del colectivo en un momento en el que España ha bajado al puesto 11 en el ranking de derechos Lgtbi+ de ILGA-Europa: «Es fundamental traer al presente a quienes lucharon por consolidar nuestros derechos».

Tras la llegada a la plaza de Cort se entregaron los premios Siurell y Dimoni Rosa, que se dedican a aquellas entidades o personas que hayan destacado por su lucha en favor de la libertad de las personas LGTBI y por la igualdad del colectivo o que, por el contrario, hayan favorecido comportamientos lgtbfóbicos y en contra de la libertad de las personas fomentando los prejuicios y la discriminación.

Este año, el Institut per a la Convivència i l’Èxit Escolar (Convivexit) se ha llevado el Siurell a modo de agradecimiento. El Dimoni Rosa, en cambio, cayó en el coordinador de Vox en Menorca, Antoni Camps, que se llevó un abucheo general.

La consellera de Igualdad, Mercedes Garrido, animó a luchar «por los derechos conquistados y los que quedan por conquistar» y recordó que el colectivo LGTBI+ es uno de los que más sufren delitos de odio.

La celebración de esta manifestación tiene lugar después de la gran polémica y crisis que ha vivido el Tripartito de Cort por la polémica de la ‘Pride Week’, que tenía que celebrarse entre los días 18 y 28 de junio, pero unas declaraciones de la CEO y fundadora de ELLA Global Community, entidad encargada de organizarlo, Kristin Hansen, fueron la chispa que terminó con la cancelación total de los actos. Hansen afirmó que esos días no vendría «solo gente del colectivo, sino familias y gente del campo que quizá nunca ha visto una lesbiana y verán que una lesbiana es como cualquier otra persona». Y añadió que «Palma es una ciudad abierta pero si vas 15 quilómetros dentro de la isla allí hay otra mentalidad. Es una gran oportunidad para transformar la sociedad mallorquina». En el mismo discurso Hansen trató de vincular estas actividades con la futura compra de viviendas por parte de los turistas, así como una mayor llegada de extranjeros a las Islas.

El Orgullo desborda Palma entre críticas al ayuntamiento CATI CLADERA / EFE

El alcalde, José Hila, tuvo que cesar a la regidora de Igualdad, Sonia Vivas, argumentando que «hay líneas rojas que no se pueden sobrepasar». La empresa organizadora ya anunció acciones legales contra el Ayuntamiento y todos los responsables de la cancelación del evento «por los daños y perjuicios causados».

En la manifestación estuvieron presentes personas de todos los partidos con representación en el Parlament, menos Vox. La anécdota surgió cuando, al pasar por debajo de la sede del partido, un grupo de personas profirió cánticos y proclamas «contra el fascismo y la ultraderecha».

El Parlament condena «enérgicamente» el aumento de agresiones LGTBIfóbicas y la «normalización» de los discursos de odio durante la lectura del manifiesto con motivo del Día Internacional del Orgullo y Liberación LGTBI+, hoy en la Cámara balear. Varios diputados, incluida la presidenta del Govern, Francina Armengol, han leído un texto pactado por todos los grupos excepto Vox en el que se reivindicaba el trabajo en favor de los colectivos LGTBI+ de distintas entidades en el ámbito de Balears.

El conseller insular de Presidencia, Javier de Juan, la directora insular de Igualdad y diversidad, Rosa Cursach, acompañados de la presidenta de Ben Amics, Tatiana Casado y de consellers y conselleras del Consell de Mallorca realizaron un llamamiento a la reivindicación de los Derechos LGTBI. Además, la reina Esclarmunda incorporó, con motivo del Orgullo, una banda con la bandera LGTBI a su indumentaria y permaneció durante todo el día en la puerta del Consell de Mallorca. «Estamos muy orgullosos de que después de un milenio podemos contar con la reina Esclarmunda con la bandera LGTBI», afirmó la presidenta de Ben Amics, Tatiana Casado.

El Ayuntamiento de Calvià también celebró, un año más, un acto reivindicativo para conmemorar el Día del Orgullo LGTBI, que contó con la presencia de todo el equipo de gobierno municipal, así como personal de la casa.

«Nos preocupan todas las personas que tienen miedo a la hora de mostrar su orientación sexual. A través de los talleres y formaciones que impartimos en las escuelas, en los institutos y a las familias fomentamos que todo el mundo pueda tener relaciones afectivas y sexuales sanas y libras», expresó la teniente de alcalde de Igualdad, Nati Francés.

En el Ayuntamiento de Llucmajor también colgaron una pancarta con la bandera LGTBI en la fachada para celebrar el día internacional del Orgullo, este año con la representación de los Quintos del pueblo.

Compartir el artículo

stats