Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Son Tous, pendiente de los permisos para poder acoger a los inmigrantes

El antiguo cuartel de Son Tous, el pasado 26 de mayo, aún sin terminar. B.RAMON

El antiguo cuartel de Son Tous, cedido por el Govern a la Policía Nacional para albergar a los migrantes que lleguen de forma irregular a Balears, aún no puede utilizarse porque están pendientes de que se terminen algunas partes de las instalaciones y, además, están esperando a las licencias de actividad necesarias.

Así lo explica la Delegada del Gobierno, Aina Calvo, e insiste en que actualmente las personas que pasan al sistema de atención humanitaria. En este sentido, recuerda que muchas personas que llegan a las Islas en patera deciden irse hacia otros lugares, previo paso por la Península: «En este momento no se puede hacer devoluciones a Argelia y, por tanto, estos ciudadanos son libres».

Este espacio se utilizará como equipamiento temporal durante el proceso de trámite del expediente de devolución de cada persona. Para ello, se han habilitado 15 módulos para 150 personas, que se pueden ampliar hasta llegar a los 200 con la utilización de carpas temporales.

Tal y como explicaron desde la Policía Nacional, el objetivo principal es que sirva de complemento a las dependencias policiales, sobre todo en los casos en que se produzca una llegada importante de personas en pocas horas, como ha sucedido esta semana pese a que aún no está en funcionamiento.

El jefe superior de Policía de Balears, Gonzalo Espino, detalló en la presentación a los medios que la previsión es que esté en funcionamiento a finales de julio, aunque la súbita llegada de pateras puede provocar que se tengan que agilizar los trámites.

Afirmaba Espino que estaban «desbordados» durante la pandemia, y esta cesión es una oportunidad para que los inmigrantes «estén aquí de una manera digna y tengan todas las comodidades que necesiten». Los pabellones que se usarán son los mismos que se han montado en Murcia o Canarias.

Espino especifica, en el mismo sentido que la Delegada del Gobierno, que las personas que llegan a las Islas optan por irse directamente a otras comunidades para acabar trasladándose a otros países como Francia, y detalla que son «muy pocos» los que se quedan en la isla.

«No son especialmente violentos y agresivos, solo quieren sobrevivir como puedan. No hemos tenido ni fugas ni agresiones, no son delincuentes peligrosos», añade.

Los migrantes, según explican desde la Polícia Nacional, podrán permanecer custodiados hasta un máximo de 72 horas en Son Tous, hasta que se abra el expediente de devolución y pasen a disposición judicial, donde se decidirá si ingresan en un CIE o quedan en libertad.

Compartir el artículo

stats