El turista contagiado por la viruela del mono continuará ingresado en el Hospital de Formentera hasta que desaparezca su capacidad de transmitir esta enfermedad. Así lo ha explicado el jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital Can Misses, Ramón Canet, que ha matizado que el enfermo permanece hospitalizado no porque su estado sea grave sino por cuestiones de tipo social. Es decir, que como se trata de un turista, carece de un espacio en el que mantener un correcto aislamiento. Así, el enfermo se encuentra en una habitación de aislamiento a la que el personal sanitario acceden completamente protegidos con mascarillas y equipos de protección individual. Lo más probable es que deba permanecer hospitalizado varias semanas.

Canet ha detallado que hasta el momento se habían analizado varias muestras de casos sospechosos detectados en las Pitiusas pero que hasta ahora no se había confirmado ningún caso. El especialista ha explicado que las muestras se están analizando en el Instituto Carlos III, e Madrid, pero que es posible que en breve los análisis de los casos sospechosos de las islas puedan hacerse en el hospital de referencia, Son Espases, lo que agilizaría los resultados.

De la misma manera, el jefe de Medicina Interna ha confirmado que Salud Pública está siguiendo un único contacto estrecho de este primer caso de viruela del mono detectado en Balears, un hombre de 42 años original de Italia pero procedente de Reino Unido. Canet ha destacado que no pueden ofrecer más datos sobre el estado del paciente para mantener "la confidencialidad". Eso sí, ha señalado que, en el caso de que empeorara, no se descarta que tuviera que ser trasladado al Hospital Can Misses.