Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UIB cierra también las bibliotecas para ahorrar electricidad

Un grupo de alumnos inicia una recogida de firmas para protestar en contra de esta medida en plena época de exámenes

Varios estudiantes frente a un edificio de la UIB. Bernardo Arzayus

La Universitat de les Illes Balears (UIB) apagó la calefacción en todos los edificios el pasado mes de marzo para frenar la escalada de la factura de la luz, pero no ha bastado. Llegan más medidas para ahorrar electricidad: a partir del próximo 13 de junio, las bibliotecas cerrarán a partir de las 15:00h. Más allá de esta hora, todos los alumnos que necesiten de este espacio deberán ir a la del edificio Gaspar Melchor de Jovellanos o a la sala de estudio del Antoni Maria Alcover i Sureda, las únicas que permanecerán abiertas después del 13 de junio.

Una circular interna de la UIB, remitida a los docentes y personal administrativo, justifica la medida explicando que el equipo de gobierno trabaja desde el año pasado para hacer "una Universidad más sostenible y descarbonizada, energéticamente autosuficiente, que reduzca en los próximos años la dependencia de las energías no renovables y de los efectos económicos de la volatilidad del precio de la energía".

El escrito recuerda a la comunidad universitaria que apagar la calefacción ha supuesto un ahorro del 31% en el consumo de electricidad respecto al mismo periodo de 2021, y que en cualquier caso, el coste energético superó el 31 de mayo los dos millones de euros, más del total presupuestado para todo el año.

Por estos motivos, y por las "variaciones imprevisibles y continuadas del precio de la luz y del gas", el equipo de gobierno se ve "obligado" a implementar nuevas medidas. Además de las bibliotecas, también se ha decidido que los edificios cerrarán a partir del 16 de julio, con algunas excepciones, se ventilarán los espacios interiores del campus y se efectuará un seguimiento de la sensación térmica para realizar ajustes periódicos de las medidas en caso de que fuera necesario.

Recogida de firmas

Asimismo, la noticia del cierre de las bibliotecas no ha sentado bien en un grupo de cerca de 30 alumnos, que han iniciado este mismo miércoles una recogida de firmas para protestar en contra de la medida en plena época de exámenes.

Compartir el artículo

stats