Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los consumidores apoyan al gran comercio por adelantar las rebajas

La patronal de grandes superficies rechaza que la conselleria de Sectores Productivos actúe como mediadora en el conflicto con las pequeñas tiendas

El gran comercio iniciará las rebajas el 24 de junio. MANU MIELNIEZUK

El presidente de la asociación de Consumidores y Usuarios de Balears (Consubal), Alfonso Rodríguez, ha anunciado su respaldo a la decisión de las grandes empresas comerciales, como El Corte Inglés o Inditex, de avanzar el inicio de las rebajas de verano al día 24 de junio, pese a la oposición que esta iniciativa ha generado entre el sector de las tiendas tradicionales, cuyas patronales están pidiendo a sus asociados que esperen al tradicional 1 de julio para aplicar los descuentos.

Alfonso Rodríguez recuerda que en numerosas ocasiones se ha situado junto al pequeño comercio, como en la reivindicación de que el ayuntamiento de Palma no inicie las obras de reforma de la plaza España antes de Navidad, pero añade que en este debate su obligación es posicionarse junto a los consumidores, que con la estrategia de las grandes empresas van a poder beneficiarse de reducciones en los precios con mayor anticipación, precisamente en un momento en el que éstos están aumentando a un ritmo sin precedentes en los últimos años.

El presidente de Consubal reconoce que la decisión de avanzar la campaña de descuentos perjudica al pequeño comercio en una comunidad turística como Balears, dado que es precisamente durante el verano cuando la demanda se multiplica con la llegada de visitantes, y sus márgenes de beneficio se ven recortados al tener que aplicar descuentos.

Pero al mismo tiempo recuerda que hace ya muchos años que se liberalizaron los periodos de las rebajas, y que su avance permite que los consumidores puedan acceder a productos que necesitan con un coste más reducido.

Rodríguez añade que lo ideal hubiera sido conseguir un consenso entre grandes y pequeños comercios, pero admite también que no tiene sentido que las rebajas comiencen en las islas con retraso frente a otras autonomías, ya que los ciudadanos de Balears pueden acceder igualmente a los descuentos realizando las compras por internet.

En este sentido, consideró que esta última posibilidad ha generado un cambio radical en el comercio y en la forma de consumir que no tiene marcha atrás.

Por otro lado, la conselleria de Sectores Productivos que lidera Juan Pedro Yllanes intentó ayer organizar una reunión para hoy con las patronales del pequeño comercio y la asociación nacional de grandes superficies (ANGED) para intentar conseguir que ambas partes alcancen un consenso sobre la fecha para iniciar las rebajas. La postura de este departamento era la de intentar convencer a estas últimas empresas de las particularidades de las islas por tratarse de una autonomía turística, para que asumieran la postura defendida por los pequeños, de esperar al 1 de julio para iniciar la aplicación de descuentos.

Sin embargo, ANGED ha rechazado participar en esta reunión, alegando que la liberalización de las rebajas es de ámbito estatal y que las autonomías no tienen competencias en esta materia.

Sobre este punto, desde el gran comercio se ha recordado que cuando el Parlament balear propuso que las comunidades autónomas recuperen las competencias para regular los periodos de rebajas, la propuesta fue rechazada en el Congreso de los Diputados precisamente por el PSOE y Podemos (formación esta última a la que pertenece el vicepresidente Yllanes), junto a Vox y Ciudadanos. El PP se abstuvo.

Además, se pone de relieve que durante el pasado invierno fueron precisamente las pequeñas tiendas del archipiélago las que decidieron avanzar el inicio de las rebajas de enero al día 3, sin esperar a la tradicional jornada del 7, una vez superada la festividad de Reyes, como sí hicieron las grandes firmas.

Un punto sobre el que este último sector hace hincapié es en que le resulta imposible fijar una fecha para empezar a aplicar los descuentos diferente a la que se determina para la península debido a que los consumidores de las islas podrían acceder igualmente a los precios reducidos a través de sus páginas web.

Compartir el artículo

stats