Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pequeño comercio se rebela contra los grandes y esperará al 1 de julio para iniciar sus rebajas

Rechazo frontal a la decisión de las grandes superficies de iniciar los descuentos el 24 de junio

El pequeño comercio rechaza iniciar las rebajas el 24 de junio

El pequeño comercio rechaza iniciar las rebajas el 24 de junio B. Arzayus

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El pequeño comercio rechaza iniciar las rebajas el 24 de junio Fernando Guijarro

Las asociaciones del pequeño comercio mallorquín se han rebelado ante la decisión de las grandes superficies de iniciar las rebajas estivales el próximo 24 de junio y están pidiendo a los pequeños establecimientos del sector que aguanten ese pulso y esperen, como mínimo, hasta el 1 de julio para iniciar la aplicación de descuentos, según han puesto de relieve los presidentes de las patronales Afedeco y Pimeco, Toni Gayá y Antoni Fuster respectivamente.

La reacción de ambos a la noticia adelantada por Diario de Mallorca ha sido la misma: reducir los precios el 24 de junio, cuando se llevan cuatro días de verano y apenas se ha vendido un 20% del producto, tal y como van a hacer las grandes empresas del sector, no tiene ningún sentido en una comunidad turística como Baleares, cuando la llegada de visitantes hace que las ventas se intensifiquen.

Toni Gayá señala el rechazo que se generaría si a los hoteleros o a los restauradores se les dijera que tienen que rebajar sus precios cuando el verano apenas ha comenzado, y al igual que Fuster insiste en lo absurdo que resulta aplicar en las islas una estrategia comercial que está diseñada para la península.

El presidente de Pimeco añade en que la fecha tradicional de inicio de las rebajas estivales «siempre ha sido el 1 de julio y no estamos de acuerdo con la decisión unilateral del gran comercio. Hemos de aprovechar esta temporada después de dos años de pérdidas debido a los efectos de la pandemia».

Al respecto, los dos portavoces del sector coinciden que en las islas sería incluso más lógico demorar la aplicación de los descuentos hasta agosto.

También el vicepresidente de Pimem-Comerç, Miguel Angel Salvá, se declara contrario a sumarse a los gigantes del sector, como El Corte Inglés o Inditex, en su intención de aplicar los descuentos a partir del 24 de junio, y respalda también la petición a los pequeños establecimientos de que esperen a julio para poner los carteles de rebajas. En este sentido, subraya la necesidad de que el sector tradicional defienda su propia personalidad y se desmarque de la estrategia de las grandes marcas.

Un aspecto sobre el que se hace hincapié desde estas patronales es que el sector lo ha pasado muy mal durante los años de la pandemia, y que la reactivación que están registrando las ventas es apreciablemente más débil que la que está beneficiando a la restauración o al ocio nocturno, cuya actividad ha recuperado los niveles de 2019. Por ello, se señala que esta temporada turística es clave para obtener los recursos necesarios con los que poder superar el próximo invierno, de ahí que se insista en el daño que se puede hacer con una aplicación prematura de los descuentos, por la pérdida de margen de beneficios que ello supone.

En cualquier caso, algunos empresarios del comercio reconocen que esperar al 1 de julio supone dar una semana de ventaja a los grandes, ya que aunque el día 24 de junio es festivo en Palma, podrán abrir los almacenes situados en Jaume III o es Born por ser zona de gran afluencia turística, a lo que se suma que el día 26, domingo, aparece en el calendario de festivos con apertura autorizada que el Govern aprobó.

Compartir el artículo

stats