Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marina de Formentera no firma el acta de entrega de la concesión de la dársena de poniente de la Savina

La APB levanta acta de la negativa a abandonar las instalaciones y los nuevos concesionarios anuncian que adoptarán «medidas legales por el grave perjuicio»

Instalaciones de la dársena de poniente con las oficinas de Marina de Formentera. C.C.

Las oficinas de la dársena de Poniente del puerto de la Savina fueron escenario ayer por la mañana del intento fallido de la firma del acta de entrega y reversión de estas instalaciones que gestionaba Marina de Formentera (MF) a los nuevos ganadores de la concesión temporal, Port Med Formentera (PMF).

Allí estaban los representantes legales de MF, cuyo título de concesión se extinguió anoche a las 24 horas. También los ganadores de la nueva autorización temporal de gestión de estos espacios portuarios, PMF, y un representante de la Autoridad Portuaria de Balears (APB).

Sin embargo, los anteriores gestores, tal y como anunciaron 24 horas antes en rueda de prensa, no firmaron el documento por lo que tal y como avanzaron no entregaron las llaves al nuevo concesionario ni abandonaron las instalaciones. Fuentes de la APB señalaron que levantaron acta de la negativa de Marina de Formentera a abandonar las instalaciones y a partir de ese momento «es la Abogacía del Estado la que decidirá qué medidas legales adoptar en coordinación con la APB», apuntaron.

MF explicó que había presentado un recurso contencioso ante el TSJB contra la denegación de la APB de la prórroga que había solicitado, con medidas cautelares, por lo que entiende que hasta que el tribunal no resuelva si acepta esas medidas no tienen por qué abandonar las instalaciones de la dársena de poniente.

La reacción de la empresa que ganó el concurso de la autorización temporal por un año, prorrogables hasta tres, Port Med Formentera, no se hizo esperar. Poco antes del frustrado intento de firma del acta de entrega de las instalaciones emitió un comunicado en el que advertía de que tomará «todas las medidas legales» al sentirse «gravemente perjudicada al tener un título que le permite la explotación de ese espacio portuario».

Recordó que la resolución del citado concurso se realizó «con estricta sujeción a los pliegos reguladores de la licitación». Añadió que esa adjudicación le otorga «un derecho a la explotación desde la fecha de la extinción del título concesional de Marina de Formentera», que fue a las 24 horas de ayer, 27 de mayo de 2022.

También aduce que la controversia entre la APB y Marina de Formentera, en referencia al contencioso, «es completamente ajena a esta sociedad y a la tramitación y resolución del citado concurso» de la APB.

«Decisión ilegal»

PMF entiende que el hecho de solicitar medidas cautelares por parte de MF «no le habilita para continuar en la explotación de la dársena, al carecer de todo título jurídico para ello». También advierte de que su permanencia en la ocupación «causa un grave perjuicio a los legítimos derechos e intereses de esta sociedad, por lo que en todo caso nos reservamos las acciones oportunas en reclamación de los daños y perjuicios, tanto frente a la citada sociedad, como frente, en su caso, a los miembros de su consejo de administración que han adoptado deliberada y conscientemente una decisión manifiestamente ilegal». Asimismo, señalaron que la permanencia en la ocupación también perjudica a la APB, «al querer generar confusión en la normal explotación de la dársena en la temporada alta».

Para PMF, «la actuación de MF carece de toda base legal». Entiende que puede incurrir en un delito «de usurpación de bienes de dominio público, sancionable con multa de hasta 10 millones de euros». También instan a la APB «a la restitución de la legalidad que se pretende conculcar».

Compartir el artículo

stats