Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acusan al Govern de contratar administrativos de forma fraudulenta

El STEI denuncia que Educación genera precariedad con 47 nuevas plazas de interinos disfrazadas de puestos fijos en 94 centros de Primaria

Antoni Baos, Martí March y Víctor Arjona, de la conselleria de Educación, en la rueda de prensa ayer. | CAIB

El STEI Intersindical acusó ayer a la conselleria de Educación de crear supuesta precariedad en los centros educativos de Primaria con la contratación de 47 auxiliares administrativos de forma fraudulenta.

Según explicó la organización sindical, la Conselleria creó en 2019 estas plazas y, en lugar de dotarlas económicamente y cubrirlas de forma progresiva en un plazo de tres años, como se prometió en un principio, finalmente han contratado a los empleados a través de un proyecto de inversión, un procedimiento para contratar a interinos.

Dicho proyecto finaliza el 30 de junio de 2024, fecha en la que las 94 escuelas de Primaria cubiertas se quedarán sin auxiliares administrativos, y los interinos que para entonces habrán prestado sus servicios no podrán volver a presentarse a estas plazas.

De esta manera, aseveró el STEI, el Govern hace un uso fraudulento de los interinos para ocupar puestos estructurales, puesto que las plazas afectadas, prorrogables por dos años, después no se consolidarán. En lugar de haber utilizado este mecanismo, que según el sindicato genera precariedad entre los trabajadores, la Conselleria podría haber dotado los puestos a través de la relación de puestos de trabajo (RLT), de forma que las plazas quedaran estabilizadas.

No se ha seguido este procedimiento, denuncia el STEI, pese a que el de auxiliar administrativo es un puesto estructural y necesario en las escuelas. Se encargan, por ejemplo, de tareas como realizar las matrículas, elaborar los carnés de estudiantes y de transporte escolar, o gestionar circulares y otros trámites en el Gestib, un trabajo que tienen que hacer los docentes en caso de que no haya un empleado para solucionarlo. De hecho, la organización aseguró que el 80% de funciones que se describen son permanentes, y aún así, el mecanismo del Govern para cubrirlas es un puesto de trabajo temporal.

Además, el sindicato aseguró que el proyecto de inversión está «lleno de mentiras», como la de que solo en contadas excepciones los centros cuentan con un auxiliar administrativo, cuando un total de 76 escuelas cuentan con esta figura. A raíz de esta situación, el STEI solicitó hace más de un mes una copia de todos los proyectos de inversión que hay en la Administración balear, pero todavía no han recibido respuesta alguna.

Por estos motivos, la entidad teme que el Govern haya encontrado un mecanismo para generar precariedad laboral entre los funcionarios, y advierte que podría ocurrir en otras consellerias del Ejecutivo autonómico. Todo esto ocurre, recordó el sindicato, la misma semana en que el Govern ha presumido de presentar una histórica oferta de ocupación pública con más de 10.000 plazas en las islas, que deberá consolidar antes del 2024.

Por su parte, el conseller de Educación, Martí March, preguntado por el asunto durante una rueda de prensa ayer, lamentó lo que, para él, es una «crítica injusta», pues el STEI «no valora de forma positiva» las medidas que mejoran la calidad de los centros educativos de las islas.

El conseller recordó que la figura de auxiliar administrativo es una reivindicación histórica de las escuelas de Primaria, y aseguró que «todos los directores están muy contentos» y han aplaudido la medida.

En todo caso, March admitió que las plazas de la RLT no están dotadas, pero afirmó que existe la «voluntad política» de hacerlo. «Es verdad que con este proyecto de inversión no podemos quedarnos, hay que ir más allá y consolidarlo con una RLT definitiva, en eso estamos de acuerdo», manifestó el dirigente.

El responsable de Educación explicó que el sistema que se ha aplicado es «coyuntural» y se ha escogido porque era la fórmula más «ágil y rápida para llevarlo a cabo». Aún así, aseguró que el objetivo de la Conselleria estos dos años es generar una RLT que se vaya consolidando.

Con todo, el conseller pidió al STEI que valore lo positivo del asunto, puesto que por fin los centros de Primaria pueden disponer de auxiliares administrativos, un nuevo puesto que durante este tiempo dará apoyo administrativo al centro y aliviará la carga de trabajo burocrático de los equipos directivos.

Compartir el artículo

stats