Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern destina 619 millones de euros para llegar al «pleno empleo»

Patronales, sindicatos y tercer sector respaldan el nuevo plan para el periodo 2022-2025 que registra la mayor dotación económica de la historia

Armengol visitó la nueva sede del SOIB en el polígono de Son Rossinyol. CAIB

El objetivo es que Baleares alcance una situación de «pleno empleo», o lo que es lo mismo, que la tasa de paro no supere el 5%, y para ello el Govern va a destinar casi 619 millones de euros entre este año y 2025, la mayor partida económica de la historia de las islas dedicada a un plan de estas características y que hoy ha recibido el respaldo de las patronales CAEB y PIMEB, de los sindicatos UGT y CC OO y del tercer sector de las islas. Prueba de la importancia que se quiere dar a esta iniciativa es que para su presentación la presidenta de las islas, Francina Armengol, ha estado acompañada de tres consellers: el de Trabajo, Iago Negueruela; la de Hacienda, Rosario Sánchez; y el de Educación, Martí March.

Uno de los aspectos más destacados y valorados también por los agentes sociales es el dinero del que se va a disponer para la ejecución del nuevo plan de empleo, que supone un incremento de un 80% respecto al anterior. De esos 618,9 millones de euros, prácticamente un 33% procede de las arcas de la Comunitat Autónoma, un 25% proviene de la Unión Europea, y más de un 40% es aportado por diferentes Ministerios.

Un segundo elemento puesto de relieve es que se estima que con este plan se beneficiará a unas 85.000 personas cada año, con especial incidencia entre los colectivos con mayores problemas en el mercado laboral, como los jóvenes, las mujeres, los parados de larga duración o las personas con alguna discapacidad. En este aspecto, se pone en valor la colaboración con el tercer sector (que agrupa a las organizaciones que trabajan con este último grupo)

Un factor clave para conseguir el citado objetivo va a ser la formación, con el fin de mejorar la cualificación de los trabajadores en un momento en la que ésta es cada vez más demandada por las empresas. Prueba de ello es que a estas políticas se van a dedicar 269,7 millones de euros, y entre otras iniciativas se contempla el refuerzo de la formación dual, duplicando la cifra de alumnos que la reciben.

También se va a impulsar el servicio balear de empleo (SOIB), que se quiere convertir en el referente tanto para las personas paradas que buscan un empleo como para las empresas que necesitan encontrar a trabajadores, con la creación de servicios específicos para diversos sectores considerados clave.

Para reflejar la importancia que se pretende dar a este departamento, la reunión de la Mesa del Diálogo celebrada hoy con los agentes sociales se ha celebrado en su nueva sede situada en el polígono de Son Rossinyol, que además ha sido visitada por Armengol antes de proceder a la aprobación del plan.

Un aspecto señalado por el conseller de Trabajo es que el objetivo de llegar a esa situación de «pleno empleo» no debe de limitarse exclusivamente a los meses de verano, como previsiblemente va a suceder durante el presente ejercicio, sino extenderse durante buena parte del año, de ahí que además de buscar la extensión de la temporada turística se va a apostar también por la diversificación de la economía balear y por otros sectores cuya actividad tiene un carácter estable, como podría ser la industria química, o cuyas puntas de trabajo se producen precisamente durante la temporada baja, como la náutica, por citar dos ejemplos.

A su vez, la presidenta balear ha indicado que el objetivo no es solo alcanzar el plano empleo, sino hacer además que éste sea de calidad, y en este aspecto ha puesto en valor la reciente reforma laboral que ha reducido sustancialmente la temporalidad. En cualquier caso, se ha destacado que se va a buscar una contratación indefinida y a tiempo completo, y la igualdad de salarios entre hombres y mujeres.

Entre las novedades, se señala la creación de una red específica de atención laboral para las personas trans.

El vicepresidente de CAEB, Gabriel Llobera, ha puesto en valor el impulso a la formación que se da en el nuevo plan, y señaló que de la misma forma que los trabajadores necesitan empleos de calidad, las empresas precisan también de empleados cualificados, al tiempo que ha recordado el esfuerzo que éstas están haciendo para adaptarse a la nueva reforma laboral.

El presidente de PIMEB, Jordi Mora, también ha aplaudido la importancia que se quiere dar a la formación y ha puesto en valor el respaldo que van a recibir algunos sectores para impulsar el cambio de modelo de la economía balear.

La secretaria de Acción Sindical de UGT en las islas, Ana Landero, ha defendido que se trata de un plan creíble por la importancia de su dotación económica, y ha subrayado que se ponga el foco sobre los colectivos más vulnerables, además de valorar el cambio de modelo que conlleva.

El secretario general de CC OO-Balears, José Luis García, ha señalado que el plan va a ser un pilar en la transformación del archipiélago y un referente en el resto del país, con la formación de personas y su empleo en sectores estratégicos.

El vicepresidente del Tercer Sector en las islas, Xavier Torrens, ha aplaudido el peso que la inversión dedicada a los colectivos más vulnerables va a tener, y coincidió en que convierte al archipiélago en un referente.

Francina Armengol ha hecho una mención especial al esfuerzo realizado por la sociedad balear para afrontar la pandemia y al hecho de que nada más superada ésta las islas vayan a alcanzar durante los meses de verano una situación de pleno empleo, al prever que la tasa de paro se situará en torno al 5%. «Se ha trabajado bien», ha destacado.

El conseller Iago Negueruela también ha hecho hincapié en este punto, y ha señalado que si hace año y medio desde el Ejecutivo autonómico se hubiera dicho que eso iba a suceder «nos hubieran llamado locos».

Tras la presentación del nuevo plan de empleo, el secretario general de CC OO en las isla ha valorado el esfuerzo realizado durante la pandemia por los sindicatos, las patronales y el Govern para acordar unas restricciones y un posterior plan de desescalada que permitiera dar una imagen de Balears como destino turístico seguro y favorecer una potente reactivación económica.

Compartir el artículo

stats