Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palma

Pere Garau no se fía de Cort: «Hasta ahora todo ha sido insuficiente»

Los vecinos critican que «somos el barrio más poblado de Palma y el que menos equipamiento tiene» - Denuncian que falta un centro de salud más grande y la nueva biblioteca sigue cerrada

Los vecinos de Pere Garau se han manifestado esta mañana para exigir más inversión pública en el barrio. G.P.

Los vecinos de Pere Garau salieron ayer a la calle para exigir sus derechos porque «somos el barrio más poblado de Palma y el que menos equipamiento tiene». Reclaman al Ayuntamiento y a las administraciones públicas que inviertan más en servicios públicos porque «hasta ahora todo ha sido insuficiente».

Denuncian que la nueva biblioteca sigue cerrada y, además, es «demasiado pequeña» para las necesidades del barrio: «Si hay muchos estudiantes o personas que quieran ir, se va a llenar rápido porque el espacio es muy reducido». Así, recuerdan que una de sus peticiones históricas es que se abra un centro de salud en los antiguos cines Metropolitan: «Es una demanda histórica que se construya en la zona central del barrio, y el antiguo cine sería la ubicación ideal porque está próximo al actual PAC y tiene capacidad suficiente para albergar las necesidades del barrio». En este sentido, detallan que esta petición serviría para evitar distribuir el centro de salud a otros barrios, como ya está ocurriendo.

La limpieza también es un problema para los vecinos, ya que se ha agravado con el tiempo: «Es muy deficiente, hay contenedores en mal estado, mal ubicados y con difícil acceso para algunos colectivos». Ponen como ejemplo la campaña de retirada de polen de las calles, que ha sido un «fracaso».

Los vecinos de la conocida barriada de Palma afirman que la suciedad se ha convertido en un problema cada vez más grave. GUILLEM BOSCH

Además, demandan que se establezcan centros públicos en los que se promueva la integración con proyectos de concienciación con los idiomas más comunes de la barriada: «El casal del barrio, de 226 metros, no tiene luz natural y está ubicado en una calle estrecha, por lo que reivindicamos la necesidad de tener un centro cívico como tiene otros barrios y como nos merecemos».

Chelo y Pedro llevan viviendo muchos años en Pere Garau. Explican que, además de la falta de equipamientos, hay una escasez de centros sociales y culturales que ayuden a la integración de los vecinos. Hasta el momento esta necesidad ha quedado en manos de oenegés y empresas privadas, por lo que piden que se apueste por el Casal del barrio como centro de dinamización cultural: «Nunca hemos tenido problemas y la gente se porta bien, pero hace falta que se hagan más actividades en las que nos impliquemos todos los vecinos, porque si no acabamos dispersados y solo nos relacionamos con nuestros cercanos».

Piden un centro de salud en el antiguo cine Metropolitan. GUILLEM BOSCH

Asimismo, recalca que hasta el momento la inversión se ha centrado demasiado en la plaza del mercado y se han «olvidado» de las otras zonas que también forman parte de Pere Garau. Uno de los problemas que resaltan es el de la movilidad y el aparcamiento. Argumentan que la frecuencia de autobuses «deja mucho que desear» e, incluso, en horas concretas de la mañana y la tarde se congregan muchas personas y se quedan sin poder subir: «Hace poco dejaron en la parada a una madre con una hija que tiene necesidades especiales de movilidad, y eso no puede ser». En este sentido, destacan que las rampas del transporte público muchas veces no funcionan y acaba siendo un problema grave: «Pedimos que se aseguren los servicios básicos y nos faciliten la vida, queremos poder vivir sin problemas».

Compartir el artículo

stats