Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El TSJ reactiva la causa contra Subirán tras dos nuevos informes sobre su estado mental

Los magistrados concluyen que el exfiscal está en condiciones de ser juzgado por su actuación en el caso Cursach

El exfiscal Miguel Ángel Subirán. B. Ramon

La sala de lo penal del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) ha reactivado el procedimiento contra el exfiscal Miguel Ángel Subirán en la causa que investiga las presuntas irregularidades en la instrucción del caso Cursach. Tras recibir dos nuevos informe sobre su estado mental, que considera que Subirán sí está en condiciones de afrontar el juicio, los magistrados han dejado sin efecto el sobreseimiento provisional dictado hace ahora un año.

El TSJB ha estimado así la batería de recursos presentados por la fiscalía y las acusaciones particulares contra la decisión de apartar cautelarmente a Subirán del proceso penal por su situación psíquica. Una nueva pericial ha concluido que está capacitado y que podría haber exagerado o simulado sus síntomas cuando a principios de 2021 fue sometido a un examen forense. En aquella ocasión, los especialistas concluyeron que presentaba un deterioro cognitivo que impedía someterlo a juicio, por lo que las actuaciones contra él quedaron archivadas de forma provisional para no mermar su derecho de defensa. Los magistrados ordenaron entonces que el exfiscal fuera examinado cada tres meses para comprobar su estado.

En dos nuevos informes elaborados hace unas semanas, dos especialistas en psiquiatría han determinado que Subirán está en condiciones de defenderse en un juicio. Ambos explicaron, en una comparecencia en el TSJB el pasado viernes, que los síntomas que exponía el exfiscal «no son reales» y que «estaba simulando». Así, el auto del tribunal ordena que el procedimiento contra Subirán siga su curso, pendiente de nuevas revisiones.

Pendientes de la resolución

La causa sigue a la espera de que el TSJB resuelva por qué delitos deben ser juzgados el propio Subirán, el exjuez Manuel Penalva y los agentes del grupo de Blanqueo de la Policía Nacional. El magistrado Carlos Gómez, que instruyó el caso, cerró la causa imputándoles un solo delito de revelación de secretos por facilitar información a periodistas del curso de las pesquisas contra Cursach y el resto de investigados. Sin embargo, la fiscalía y los abogados que ejercen la acusación particular han reclamado que se amplíe la causa a otros delitos.  

Compartir el artículo

stats