Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca

Son Pardo recurrirá la sanción y afirma que subsanó los fallos cuando llegó el acta policial

Desde el Instituto Hípico del Consell detallan que eran "errores de visibilidad administrativa" y consideran que la multa es "desorbitada"

El número de personas autoprohibidas ha aumentado un 56,9% en tan solo dos años en Baleares SANTI ROIG

El Instituto Hípico del Consell de Mallorca recurrirá la sanción de 150.000 euros interpuesta por la Dirección General de Ordenación del Juego al hipódromo de Son Pardo. Explican que los fallos se subsanaron el martes al recibir el acta de la Policía Nacional. Asimismo, precisan que no se pararán las apuestas y todo seguirá «como hasta ahora».

«Faltaba poner algunos anuncios y señalizaciones. Eran errores de visibilidad administrativa, no hay cuestiones penales. Recurriremos esta inclusión de la propuesta de sanción porque creemos que es desorbitado y seguramente acabará en una falta administrativa», defiende Lluís Socias, presidente del Instituto Hípico.

En este sentido, reitera que «haremos lo que nos diga la Administración», pero detalla que el hipódromo «venía funcionando así desde hace mucho tiempo» y reconoce que «nos teníamos que adaptar y poner estos carteles».

Socias declara que discutirán el expediente con la conselleria y harán sus alegaciones y recursos para que «quede en nada o en una falta leve». No obstante, apunta que detrás de esta denuncia hay «mala fe» porque se produce tres días antes del Gran Premio Nacional de Trote 2022 que se celebra en Son Pardo: «Hay intereses ocultos porque el instituto es rigurosos y transparente. El domingo pasado hubo jornada de hípica con siete carreras. En cuatro se pagaron premios, en las otras no. El más alto fue de 9,60 euros, y los otros fueron de 2,40. Ojalá jugásemos 100.000 euros. Por tanto, nuestra ludopatía es barata».

La multa hace referencia a no exhibir la autorización administrativa correspondiente para realizar apuestas, carecer de servicio de admisión para personas autoprohibidas, no exhibir cartelería que indique que la práctica abusiva de los juegos y apuestas perjudica la salud y puede producir ludopatía y no exponer visiblemente al público la información que exige el Reglamento de apuestas de las Illes Balears en su artículo 45.

En este caso, se establece que para la infracción mencionada, en conformidad con el artículo 31.a) de la Ley 8/2014, de 1 de agosto, del juego y las apuestas en Balears, puede corresponder una sanción desde 30.001 hasta 450.000 euros: «Por todo esto, le corresponde una sanción de multa por un importe de ciento cincuenta mil euros (150.000 euros), todo y sin perjuicio de la instrucción del procedimiento».

Miquel Piñol, Director General de Comercio, declara que se trata de un trámite administrativo habitual y recurrible y que, en cualquier caso, «el objetivo es siempre la prevención y la protección de menores y colectivos vulnerables, como el de los autoprohibidos». No obstante, recuerda que desde hace años este Govern y la Brigada del Juego de la Policía Nacional tienen una estricta política de menores cero en establecimientos de juego y apuestas, tanto a efecto de prevención como de denuncia y persecución: «Tolerancia cero».

Esta sanción coincide con la celebración este fin de semana del Gran Premio Nacional de Trote 2022 que se celebra en Son Pardo, una de las citas más esperadas por los amantes del trote que contará con la presencia de numerosos representantes del mundo de la hípica. Hace pocos días el conseller insular de Transición, Turismo y Deportes, Andreu Serra, remarcó «la importancia de un evento como este, especialmente este año que lo podremos disfrutar con normalidad y sin restricciones de ningún tipo».

Compartir el artículo

stats