Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mil pelotas de tenis de la academia de Rafa Nadal para los niños del colegio Joan Miró

El astro mallorquín responde a la petición de los alumnos de 2º de Primaria con cajas llenas de bolas para resolver un problema doméstico en la escuela

Mil pelotas de tenis de la Academia de Rafa Nadal para los niños del colegio Joan Miró

Mil pelotas de tenis de la Academia de Rafa Nadal para los niños del colegio Joan Miró Bernardo Arzayus

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Mil pelotas de tenis de la Academia de Rafa Nadal para los niños del colegio Joan Miró Irene R. Aguado

En el CEIP Pintor Joan Miró de Palma no hay monstruos, por mucho que lo parezca cuando los alumnos de 2º de Primaria mueven las mesas y sillas en el aula. El ruido que se genera al arrastrar los muebles provocó hace meses que los niños de Infantil, que tienen tres años y dan clase justo en la planta inferior del centro, se asustaran al pensar que se trataba de alguna criatura temible. La solución fue poner pelotas de tenis en las patas de las mesas y sillas, pero no había suficientes para cubrirlas todas.

Fue entonces cuando los alumnos de segundo redactaron una carta y se la enviaron a Rafa Nadal, pidiéndole que les enviara las 70 pelotas de tenis que faltaban. La curiosa propuesta terminó llegando al astro mallorquín, que conmovido por la historia y la llamativa petición, quiso ayudar a los pequeños. La respuesta, tras varios meses, llegó ayer a la Academia de Rafa Nadal en Manacor. Una veintena de niños de la clase de 2º de Primaria se trasladó al centro para recibir un montón de cajas llenas de pelotas; la sorpresa fue mayúscula al ver las 1.050 bolas que entregó la academia, en lugar de las setenta que habían solicitado.

«Hay muchísimas, incluso podremos regalar algunas a nuestros compañeros en el cole», aseguró Jesús Bonnín: «Estoy tan contento que esta noche soñaré con lo que ha pasado hoy», exclamó el joven entusiasmado.

La profesora Àgueda Mesquida acompañó a los niños en la divertida jornada y, de paso, aprovechó para realizar ejercicios de matemáticas con los pequeños, como ya hizo al comenzar la iniciativa con la carta. En el autocar, de camino a Manacor, los niños estuvieron contando cuántas pelotas tendrían que recoger cada uno para llegar a las setenta, y al ver las siete cajas tuvieron que resolver cuántas bolas había en total y el número de muebles que se podrían cubrir con esa cantidad.

Mil pelotas de tenis de la academia de Rafa Nadal para los niños del colegio Joan Miró.

Mil pelotas de tenis de la academia de Rafa Nadal para los niños del colegio Joan Miró. BERNARDO ARZAYUS

Una curiosa actividad que, además de abarcar fines educativos, llenó de júbilo y gratitud a los alumnos de segundo de Primaria. Después de varios sustos, sus compañeros de Infantil dejarán de pensar que existen los monstruos cada vez que arrastran las sillas y las mesas.

Compartir el artículo

stats