Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pobreza en Baleares sigue por encima de 2019 pese al aumento del empleo

Las ayudas que Cruz Roja entrega a la población más vulnerable son un 39% superiores a las de 2019 - La pobreza energética no deja de crecer debido al encarecimiento de la electricidad

El encarecimiento de alimentos y electricidad agrava las situaciones de vulnerabilidad. | CRUZ ROJA

La economía balear lidera el crecimiento en España y el empleo de las islas supera ya el que existía de la pandemia, pero hay muchas personas que siguen atadas a la crisis generada por la covid y que no han logrado todavía dejar atrás una situación de vulnerabilidad que las obliga a recurrir a la ayuda que ofrecen diferentes organismos de las islas como Cruz Roja. Prueba de ello es que la atención que ésta presta a estos colectivos con problemas está siendo en estos momentos un 39% superior a la que había en 2019. Todo ello con un dato que resulta muy destacable: la demanda de auxilio relacionada con la pobreza energética, es decir, los problemas para pagar el recibo de la electricidad, no está dejando de aumentar.

Los datos facilitados por la coordinadora de Cruz Roja en las islas, Juana Lozano, reflejan la situación antes descrita. Durante el primer trimestre de 2019 este organismo prestó ayuda a 9.060 personas por problemas de vulnerabilidad (en aquellas fechas con un elevado peso de los extranjeros en situación irregular o del colectivo sin hogar). Durante los tres primeros meses de 2020, ya con marzo marcado por los golpes del coronavirus, esa cifra se disparó hasta las 17.257. En 2021 la situación mostró una mejoría, con una rebaja en esta cifra hasta los 14.365 individuos atendidos, para quedar situada durante el primer trimestre de este año, ya con el empleo y la economía creciendo con fuerza, en los 12.596.

Pero este último número supone que todavía hay un 39% más que en 2019 de personas que necesitan ser atendidas por problemas relacionados con la falta de recursos económicos, es decir, 3.536 más que antes de la pandemia. Eso refleja que existen colectivos que están teniendo más problemas para salir del agujero abierto por la crisis de la covid.

Hay algunos elementos que están lastrando a estos afectados para lograr salir a flote, y que se resumen en una sola palabra: inflación. Cuando una familia sufre problemas económicos tras haber visto reducidos sus ingresos, hay tres apartados que en este momento están siendo claves para agravar sus problemas: la fuerte subida en el precio de la electricidad, el importante encarecimiento de la cesta de la compra, y el valor de unos alquileres que se está convirtiendo en inasumible para muchos ciudadanos. Son estos factores los que están aglutinando buena parte de las ayudas que Cruz Roja está entregando en estos momentos en relación a los colectivos en situación de vulnerabilidad.

Pobreza energética

Hay uno de ellos que destaca porque mientras la cifra global de personas necesitadas de ayudas básicas ha ido descendiendo aunque sigue todavía muy por encima de los niveles de 2019, los que sufren la denominada pobreza energética no están dejando de aumentar.

Basta señalar que frente a las 347 ayudas económicas para pagar el recibo eléctrico que Cruz Roja gestionó durante 2019, en 2020 se pasó a 1.060, a 1.450 en 2021, y todo apunta a que durante 2022 esta última cifra se va a igualar o incluso superar. Hay que recordar que fue durante el tramo final del pasado ejercicio cuando este precio inició la fase de encarecimiento más acentuado. Estos apoyos frente a la pobreza energética están financiados por la conselleria de Asuntos Sociales.

También se destaca los crecientes problemas de muchas familias para hacer frente a los alquileres, debido al valor que éstos están alcanzando en las islas, especialmente en zonas como Palma o Ibiza.

LAS CLAVES

Personas vulnerables atendidas

Durante el primer trimestre de 2019, antes de la pandemia, Cruz Roja-Balears prestaba ayuda a 9.060 personas en situación de vulnerabilidad. Durante los tres primeros meses de este año está cifra se ha mantenido muy por encima, alcanzando las 12.596, pese a la reactivación del empleo y de la economía 


El golpe infringido por la inflación

El encarecimiento de la cesta de la compra, de la electricidad y de los alquileres está lastrando la recuperación de muchas familias.


Mención especial a la pobreza energética

Desde Cruz Roja se hace mención especial a la pobreza energética, ya que mientras que la demanda de ayudas básicas comienza a reducirse, la petición de auxilio para poder pagar el recibo de la electricidad no está dejando de aumentar.

Compartir el artículo

stats