Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios turísticos de Mallorca prevén una temporada menos rentable que la de 2019

Según una encuesta de la Fundació Gadeso, se producirá una caída del 5,7% por el aumento de los precios y el crecimiento de los costes

Los empresarios turísticos prevén una temporada menos rentable que la de 2019. B. Ramon

Los empresarios turísticos de Mallorca constatan las buenas perspectivas de la temporada que arranca. Sin embargo, también creen que, pese a los buenos augurios, la actividad quedará un 9% por debajo del dato de 2019, los precios un 7% por encima y los costes subirán un 15%, lo que supone una caída de la rentabilidad del 5,7%.

Todo ello en un contexto en el que un 42,3% de los empresarios considera que las incertidumbres sobre el resultado de la temporada alta todavía son muy importantes, principalmente por dos motivos: el aumento de la inflación y las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania en Mallorca y, sobre todo, en su principal mercado emisor, Alemania.

La Fundació Gadeso toma el pulso en su último sondeo al clima con el que los empresarios afrontan la temporada alta de 2022. Señala que en este momento esperan una rentabilidad un 5,7% inferior a la de 2019. Y eso pese que el valor añadido ha experimentado un incremento del 15%, logrado con respecto ala última temporada previa a la pandemia gracias a las inversiones realizadas durante 2021 y 2022, sobre todo en la planta hotelera.

El sondeo de Gadeso concreta que las previsiones de crecimiento del sector del alojamiento, formado por hoteles, apartamentos turísticos y establecimientos de alquiler vacacional y turismo rural, son negativas, con una caída del 3,7% con respecto a 2019.

Los empresarios prevén, según su respuesta a la encuesta de Gadeso, una caída de la actividad hotelera del 6%, con una subida de los precios del 7% y un aumento de los costes del 12% provocada por la inflación y la invasión rusa de Ucrania, efectos que, según los empresarios consultados, serán más importantes en las cadenas pequeñas que en las grandes.

En el aumento de los costes también tiene, según los encuestados, causas muy concretas. La mayoría de los participantes señalan el aumento del salario mínimo como una de ellas, así como la escasez de trabajadores del sector turístico, provocada por el aumento del precio de la vivienda y su escasez.

En el caso del alojamiento turístico, la incertidumbre de los empresarios con respecto al resultado final de la temporada se sitúa en el 31,3%, según se desprende del sondeo de Gadeso. Las causas son las mismas: la evolución de los precios al alza y el efecto de la invasión rusa de Ucrania.

Una de las conclusiones del sondeo es que resulta imposible buscar una rentabilidad basada únicamente en una temporada alta intensiva, como se encargó de demostrar la pandemia. Se debería, resaltan estas mismas conclusiones, dar más valor a las importantísimas inversiones empresariales realizadas para mejorar la oferta.

Oferta complementaria La previsión más negativa

Según la encuesta de la Fundació Gadeso, el sector de la oferta complementaria es el que ofrece una previsión más negativa de la temporada turística de 2022, incluyendo en el sector restauración, comercio turístico, transporte y servicios de ocio y deportivos. Según las opiniones de los empresarios, la actividad prevista bajará un 12% con respecto a 2019, los precios aumentarán un 6% y los costes lo harán un 17%. Se trata, según señala el informe, de un sector mucho más expuesto a las fluctuaciones económicas y en especial a la inflación, con una competencia muy importante del todo incluido que este año, el decreto de turismo de excesos, puede limitar y aumentar la actividad de bares y restaurantes, por la limitación de vender alcohol en los hoteles. No obstante, es el sector cuyos propios empresarios consideran más expuesto a incertidumbres, hasta un 53,3% de los encuestados.

Compartir el artículo

stats