Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Negueruela critica la actitud de sus socios con los cruceros: «El acuerdo es ejemplar»

El portavoz del Govern afirma que Baleares no puede pasar de dos años «tan duros» a una situación «tan contraria» porque la gente quiere «que se genere empleo»

La Plataforma contra los Megacruceros realizó una protesta frente al ‘World of the Seas’. | EFE

«Creo que tendrían que poner en valor que mientras todo eso no suceda, y es cierto que nos podemos hacer todos fotos en la sede de Correos, es más efectivo trabajo con el sector, dialogar con ellos y poner límites de forma pactada». Con estas palabras el conseller de Turismo, Iago Negueruela, criticó ayer las declaraciones de sus socios de Més y Podemos en relación al acuerdo con las navieras y patronales.

La respuesta está ligada a la fotografía de los regidores de Més-Estimam Palma Neus Truyol y Miquel Àngel Contreras frente a la sede de Correos este viernes después de enviar una carta a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, para solicitar una limitación de dos cruceros al día con un máximo de capacidad de 5.000 pasajeros al considerar «insuficiente» el acuerdo firmado entre el Govern y las navieras: «La llegada de cruceros provoca muchos problemas a la ciudad y también a otros puntos de la isla».

Podemos también se mostró en contra de la noticia porque «una vez más se pierde la oportunidad de poner límites con sentido común y se opta, como siempre, por un crecimiento insostenible sobre la salud y el bienestar de la población residente».

Según defiende Negueruela, sin ese acuerdo este verano habría en Palma seis y siete cruceros: «A lo mejor lo prefieren, pero si no lo prefieren, creo que es mejor el diálogo porque las herramientas que tenemos son de acuerdo». En este sentido, el conseller afirma que «puedo entender» la propuesta de sus socios de pedir al Gobierno que se pongan unos límites y que las autonomías puedan fijarlos, pero recuerda que la alternativa eran días con 5, 6 o 7 cruceros simultáneos: «Creemos que eso no era sostenible para Palma. Queremos que la gente disfrute de un entorno menos masificado. Eso lo ha entendido la patronal de cruceros y el acuerdo es ejemplar».

Además, el portavoz del Ejecutivo relata que otros destinos del Mediterráneo «ya nos están pidiendo cómo lo hemos hecho» y apunta que es un acuerdo «más que suficiente»: «Está hecho para facilitar la experiencia, ahora que estamos teniendo unos buenos datos y una buena llegada de turistas. No podemos pasar de dos años tan duros a una situación tan contraria cuando la gente lo que quiere es venir aquí, que se genere el empleo que toca, y en eso es en lo que estamos».

Una turista, ayer, pasando por delante de la protesta contra los megacruceros en Palma. M. PEDRAZ

Una situación «insostenible»

El expresidente de la Federació d’Associacions de Veïns de Palma, Joan Forteza, denuncia que el acuerdo entre el Govern, la patronal de cruceros CLIA y diversas empresas navieras es «muy poco ambicioso» porque que ha sido dictado «directamente» por las navieras: «No nos posiciona hacia una actividad turística más sostenible de cara al futuro de las próximas generaciones».

En este sentido, explica que es «insostenible» este acuerdo porque podrá llegar un crucero de 7.000 plazas como el Wonder of the Seas y dos de 4.999: «Esto son más de 17.000 turistas simultáneamente, lo que genera una situación insostenible y crea una presión demográfica que nos resta calidad de vida, además de la huella medioambiental que supone la contaminación acústica y marítima». Además, apunta Forteza, esta llegada masiva de cruceristas tiene una repercusión directa en los residentes porque «nos quitan los servicios a los residentes de la ciudad», un problema que se suma al de la gentrificación que viven muchos barrios de Ciutat.

Desde la Plataforma contra los Megacruceros detallan que el Wonder of the Seas «sobrepasa por siete la altura de la Seu, que desembarca durante unas horas miles de personas en las calles del centro Palma, que contamina casi 10 veces más que todos los coches de Palma juntos, y que genera 2.000 toneladas de residuos en el día. Un turismo insostenible, totalmente fuera de escala». Por ello, el acuerdo para limitar a tres cruceros diarios es «mucho más de lo que nuestra ciudad puede soportar»: «Nosotros hace tres años que decimos que el límite está en un megacrucero al día, pero matizamos: no queremos megacruceros en nuestra ciudad. La industria turística parece no tener límites, ni capacidad para autorregularse, puesto que siempre encontrará maneras de crecer y en alianza con las instituciones para legitimarse».

La Associació de Majoristes i Comerços Turístics de les Illes Balears (AMICTUR) afirma que los motivos que dan tanto el Govern como los convocantes de la concentración son falsos y están consiguiendo trasladar a la opinión pública que Palma está saturada, lo que es totalmente falso». Así, argumentan que en Palma se puede pasear «sin ningún problema y sin ningún tipo de sensación de saturación 363 días al año, gracias a que tenemos unos de los barrios antiguos más grandes de Europa».

Por su parte, la coordinadora de Cs, Patricia Guasp, pidió a la presidenta del Govern, Francina Armengol, y al conseller de Turismo, que «salgan a defender el turismo después de los movimientos que estamos viendo contra los cruceros» y criticó la «campaña de persecución» realizada por Més per Mallorca y Podemos.

Compartir el artículo

stats