Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aena sigue sin rebajar los alquileres de 2020 a sus inquilinos

Afectados por la caída del volumen de pasajeros en Son Sant Joan debido a la pandemia denuncian que el gestor aeroportuario continúa sin aplicar la ley que le obliga a reducir las rentas - Sigue pleiteando con ellos en un intento por llegar al Tribunal Constitucional

Área comercial del aeropuerto de Palma, en una imagen de archivo. Manu Mielniezuk

Aena continúa sin rebajar los alquileres correspondientes a 2020 a sus arrendatarios de los locales comerciales y de restauración en el aeropuerto de Palma, a pesar de que por ley el gestor aeroportuario está obligado a reducir las rentas en proporción al volumen de pasajeros. Según denuncian empresarios afectados, la empresa semipública pretende así alargar el enfrentamiento que mantienen por vía judicial con el objetivo de lograr que la norma sea declarada inconstitucional.

Hay que recordar que el pasado septiembre los inquilinos de Aena recibieron el apoyo del Congreso, por iniciativa de Coalición Canaria, al acordar obligar a Aena a rebajarles las rentas con la aprobación de una enmienda que modificó los contratos para que se ajustaran a la caída de los pasajeros provocada por la crisis. Fue con la tramitación del proyecto de ley de Ordenación del Transporte Terrestre en el Senado. Apoyaron la medida el PP, ERC, EH-Bildu, PDeCAT y el PNV, dejando solo al Gobierno de coalición, y criticando la falta de voluntad de la empresa semipública (el Estado ostenta el 51% de las acciones) para negociar con sus arrendatarios, entre ellos muchas pymes que tuvieron que hacer frente a rentas desproporcionadas tras meses sin ingresos y locales cerrados durante el estado de alarma.

Así las cosas, con la Ley 13/2021, en vigor desde octubre del año pasado, se dispuso que la Renta Mínima Anual Garantizada entre el 15 de marzo y el 20 de junio de 2020 quedaba suprimida y desde el 21 de junio de ese año se redujo en proporción directa al menor volumen de pasajeros donde se ubique el local respecto al que existió en ese mismo aeropuerto en 2019.

Demandas ganadas

Aena también enfrenta pérdidas millonarias por la caída de sus ingresos comerciales por lo que, como anunció entonces, ha optado por ejercer «todas las acciones que corresponda» para no tener que bajar los alquileres a pesar de la decisión del Parlamento español.

A raíz de este conflicto se conformó la Asociación Española de Operadores Comerciales de Aeropuertos (Aeoca) y arrancó un enfrentamiento vía judicial entre el gestor que preside Maurici Lucena y diversidad de empresas, entre ellas Dufry, Áreas o SSP, además de otras de menor tamaño.

Aena considera que está a derecho y su estrategia pasa por tramitar la devolución de los arrendatarios con los que no mantiene pleitos, si bien con los que está en guerra sí está cumpliendo la ley rebajando los alquileres en los ejercicios 2021 y el presente, explican fuentes de un asociado de Aeoca.

«Todas las demandas las estamos ganando», aducen fuentes de una de las empresas afectadas. El gestor de los aeropuertos persigue llegar al Tribunal Constitucional para que se invalide la norma, pero «de momento ningún juez le da la razón. Lo que pretende el ente semipúblico es «alargar tres años esta guerra y repartir así sus pérdidas en sus cuentas para mantener el precio de sus acciones». En los juzgados de Palma se están dirimiendo litigios con fallos a favor de los inquilinos, si bien el ente está recurriendo a la Audiencia.

Por otro lado, el gestor aeroportuario planea renovar la gestión de las tiendas libres de impuestos en su red. Entrará en vigor en noviembre de 2023. Se trata del concurso más grande del mundo de esta línea por volumen. Aena definirá en los próximos meses su estrategia y la relación contractual con los operadores.

Compartir el artículo

stats