Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EMBAJADOR DEL REINO UNIDO EN ESPAÑA
Entrevista

Hugh Elliott: «Nadie quiere el turismo de excesos, queremos salvar vidas»

El embajador británico en España se suma al Govern para lanzar un mensaje contra las vacaciones regadas de alcohol en una temporada en la que «no está planificado» que llegue policía británica a las islas

Hugh Elliott: "El turismo de excesos nadie lo quiere"

Hugh Elliott: "El turismo de excesos nadie lo quiere" B. Ramon

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Hugh Elliott: "El turismo de excesos nadie lo quiere" Myriam B. Moneo

El embajador del Reino Unido en España, Hugh Elliott (Londres, 1965), ha visitado esta semana Baleares, en su segundo viaje oficial a la comunidad, para mantener reuniones con la presidenta del Govern, Francina Armengol, y el resto de instituciones, sin dejar de visitar Calvià, por el arraigo de la comunidad británica con ese destino. Elliott y las autoridades baleares centran sus esfuerzos en difundir un mensaje claro: la lucha contra el turismo de borrachera este verano de recuperación de la actividad, en una semana en la que Mallorca suma el primer accidente de un turista grave tras caerse de un balcón en Santa Ponça.

¿La razón principal de su viaje a Mallorca es garantizar que este verano se contenga el turismo de excesos?

El motivo de mi viaje es que Baleares es un destino favorito de los británicos. Todos queremos que vuelvan aquí, y volvamos a tener esa actividad económica humana de disfrute y que no se hagan daño. Por lo tanto, es muy importante tener un turismo que funcione, que proteja a todos y, por supuesto, el de excesos nadie lo quiere.

¿Cree su gobierno que este año puede incrementar al estimarse que crecerá la llegada de británicos?

Lo que queremos es que vuelva el turismo. Eso es lo primero. Cuando estuve aquí hace un año la gran pregunta era cuándo podía volver y si podíamos hacer que las Illes Balears estuvieran en el semáforo verde, y lo conseguimos. Ya el año pasado hubo un repunte de turismo británico. Y ahora, aunque no estamos en una situación totalmente pospandémica —toco madera— vemos que lo peor ya pasó y puede volver el turismo. Lo primero es responder a la petición del año pasado: que vuelva el turismo. Ahora tenemos que afrontar los retos que ya teníamos antes: tener un turismo seguro, responsable, y que mis compatriotas tengan una experiencia maravillosa, que es lo que todos queremos, y que no se hagan daño. Por eso estamos trabajando con el Govern y con el sector (bares, hoteles, turoperadores) para lanzar esa campaña de concienciación.

¿En qué se centra la campaña contra los excesos? ¿Se sigue advirtiendo contra el balconing?

Continúa la que se lanzó antes de la pandemia, Stick with your Mates (Quédate con tus amigos). Desgraciadamente, cuando ha habido accidentes mortales, casi siempre ha sido porque alguien ha ido solo después de beber demasiado. Por lo tanto, la campaña conjunta, no es solo británica, en la que contribuimos muchísimos —agradecemos la colaboración— dice que protejas a tu amigo, para que tengas unas vacaciones maravillosas y seguras. Queremos que los jóvenes sepan que existen riesgos y que los problemas que ha habido en el pasado se pueden evitar. Es para salvar vidas, es así de sencillo.

¿También la lanzan en otros destinos españoles y en el Reino Unido o solo en Baleares?

La enfocamos aquí porque es aquí donde ha habido, tristemente, los casos más emblemáticos de gente que se ha hecho daño.

En su reunión con la presidenta balear, Francina Armengol, le informó sobre el decreto ley contra turismo de excesos. ¿Cómo lo valora?

La presidenta y yo nos conocemos muy bien después de todo lo que hemos trabajado juntos. Entendemos perfectamente por qué el Govern introduce una medida de esa índole. Creo que va a ayudar a que la experiencia de los británicos sea de maravilla y no se hagan daño.

¿Ha venido alguna vez de vacaciones a Mallorca?

Desgraciadamente, no, pero venir aquí casi es estar de vacaciones.

¿Sabe que se limitan las bebidas? Por ejemplo, en los paquetes de todo incluido de hoteles en las zonas más conflictivas de Platja de Palma y Magaluf. ¿Cree que va a desincentivar la llegada del turista británico que no pueda beber todo lo que le gustaría?

Yo no soy experto, pero entiendo perfectamente que hay que limitar. El todo incluido había llegado a un punto extremo en algunas situaciones, era dañino para los turistas. Había incentivos para beber todo lo posible en un tiempo reducido. Es peligroso para la salud. No me compete, pero a nivel personal me parecen medidas totalmente razonables.

¿Vendrá policía del Reino Unido este verano?

No está planificado hacer patrullas conjuntas. Pero nunca se sabe, somos flexibles.

¿Será porque no se esperan tantos turistas británicos?

No, lo que me dicen aquí es que por los pronósticos va a haber una temporada muy buena. La campaña no lo incluye este año.

¿Es un recorte presupuestario?

No. Tenemos que ver cómo evoluciona el turismo y que sea seguro.

¿Se acabó ya la recomendación de su gobierno de promover las staycations (vacaciones en casa)?

No hubo esa recomendación, sino una realidad ante una situación de restricciones en diferentes países sobre los viajes internacionales. Por ejemplo, a España no se pudo venir durante unos meses si no eras residente. Era un reflejo de la realidad, todos estuvimos en esa situación. Todos hemos hecho un poco staycation los dos últimos años. Lo que yo estoy viendo es que hay mucho interés en volver a Baleares; en un año normal son casi 4 millones de británicos.

Hace un año hablamos del semáforo de viajes. Ahora tenemos una guerra en Europa. ¿Influirá en las ganas de viajar desde el Reino Unido?

Lo primero, la invasión rusa de Ucrania ha sido brutal, estamos viendo un coraje extraordinario de los ucranianos y una unidad de los países de la OTAN y sus aliados para brindar ayuda militar y política y las sanciones para aislar económicamente a Rusia. Lo menciono porque es fundamental para la política internacional. El impacto sobre el turismo tenemos que verlo. De algún modo España se percibe como un destino seguro y geográficamente más cerca. En época de guerra se viaja un poco menos, pero de momento aquí todos me dicen que viene una temporada fuerte.

¿El bolsillo de los británicos también está sufriendo las consecuencias de la guerra? ¿Se plantearán ahorrar en viajes?

Lo que estamos viendo es que las ganas de salir de vacaciones superan con creces los problemas del incremento de coste de vida; veremos si de aquí a un año tenemos que matizar. Y no me extraña después de dos años de pandemia.

¿Cómo fue su encuentro con los hoteleros mallorquines?

La Federación Hotelera es un socio importante para la campaña contra el turismo de excesos. También nos puso al día sobre la oferta hotelera para entender cómo ha evolucionado y que la de alta gama está incrementando, además de que compartimos impresiones sobre la temporada.

¿Se ha recuperado el sector turístico del Reino Unido?

Agradezco la pregunta porque también son casi dos millones los españoles que van en un año normal al Reino Unido. Aquí estamos con tiempo lluvioso (mediados de semana) y en Londres teníamos el otro día un sol espléndido. Bromas aparte, está muy parecido al sector español, hubo altibajos por la pandemia pero estamos viendo que vuelve mucho turismo ahora.

¿Tras dos años del brexit cómo evalúa las relaciones con la UE?

El brexit ya pasó, estamos bajo otro marco normativo en la relación entre la UE y el Reino Unido, pero somos un país aliado y amigo. Lo que ha demostrado la guerra de Ucrania es que lo que realmente importa son los principios fundamentales, los valores. Hemos demostrado, con la acción unida de Reino Unido, la UE y más países de la OTAN, frente a esa agresión que esos valores son los que nos unen.

¿En qué estado se encuentra ahora la pandemia en su país?

Muy parecido a España, con un elevado nivel de vacunación gracias a los científicos y el personal sanitario. Los niveles ahora están descendiendo, tras una incidencia bastante alta recientemente y retiramos las mascarillas un par de meses antes que España. Los días se ven cada día más claros.

¿La comunidad británica ha seguido regularizando su residencia, como les pidieron por la salida de la UE?

No tengo las cifras ahora de Baleares, pero cada vez que salen las estadísticas españolas se ve que hay más británicos viviendo aquí, y sí lo que han hecho. Aunque siendo miembros de la UE había que estar registrado como residentes, no todos lo habían hecho. Les explicamos que era muy importante que lo hicieran como tercer país y así lo han procedido.

¿Entonces no ha disminuido la colonia británica?

Los números se han ido incrementando.

Por su labor en la prevención del balconing ha condecorado esta semana al doctor de Son Espases Juan José Segura-Sampedro con la medalla de Miembro Honorario de la Orden del Imperio Británico por su dedicación a la comunidad británica. ¿Qué significa esa distinción?

Se le ha concedido por su entrega y dedicación por sus investigaciones sobre las causas de los accidentes que sufrieron los británicos y otras nacionalidades. Para solucionar un problema tienes que encontrar la causa y él concluyó que el factor común era el alcohol, además de quedarse solo. De ahí nuestra campaña y el respeto a la nueva legislación balear. Ayudó también muchísimo en divulgar los resultados en redes sociales, en la BBC, con nuestros equipos... Ha hecho muchísimas cosas.

Compartir el artículo

stats