Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort analizará hoy lunes si anula el examen de las oposiciones «chapuza»

En el ayuntamiento de Palma admiten que se registraron problemas por los programas informáticos y aseguran que el tribunal decidirá

Cartel anunciando la nueva sede del Institut Municipal d’Innovació de Palma. IMI

El tribunal de las oposiciones para auxiliar administrativo del ayuntamiento de Palma analizará hoy lunes si suspende el examen de informática calificado como «chapuza» por numerosos opositores que anunciaron la impugnación de la prueba. Desde el departamento de comunicación de Cort admitieron que se registraron problemas con los exámenes celebrados el sábado, los mismos en que no coincidían con los del programa informático para realizar la prueba. 

A raíz de esta situación, este lunes está previsto que se reúna el tribunal y analice la situación vivida en las oposiciones, valore las numerosas posibles impugnaciones que se registrarán y decida si suspende o no las pruebas realizadas el sábado en el edificio Jovellanos de la UIB. Unas pruebas a las que se presentaron 712 aspirantes para obtener una plaza de funcionario de carrera.

Los opositores habían preparado el examen con un programa informático, el Office 365, que estipulaba las bases de la convocatoria. Lo que ocurre es que este programa no fue el que estaba en los ordenadores de la prueba. Los técnicos del Institut Municipal d’Innovació (IMI) obligaron a realizar el examen con un programa inferior y versión web, mientras las preguntas en el examen de papel estaban confeccionadas con el Office 365 y no coincidían. 

Explicaciones al tribunal

Tras las protestas, los opositores pidieron explicaciones a los miembros del tribunal. Les argumentaron que se había puesto el examen con el programa versión web, mucho más limitado que el Office 365, debido a que para utilizar este último se necesita pagar licencia y el ayuntamiento de Palma no había querido. De hecho, unas semanas antes del examen les anunciaron que utilizarían la versión web, pero días después cambiaron por el Office 365 que al final no se pudo emplear. 

Además de todo ello, los ordenadores estaban configurados en inglés de Estados Unidos, lo que provocó numerosos errores en los cálculos de las pruebas. Hasta 10 minutos antes del final del examen no se dieron cuenta de ello los miembros del tribunal y ordenaron cambiar el idioma de la configuración.

En el ayuntamiento de Palma en un principio aseguraron que no habían detectado problemas en las pruebas. El sábado por la noche confirmaron los errores y que hoy lunes se tomarían las decisiones oportunas.

Compartir el artículo

stats