Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Reino Unido ya advierte de las restricciones de alcohol y fiestas ilegales en Baleares

Exteriores incorpora las medidas del decreto de turismo de excesos en sus recomendaciones de viaje

El Foreign Office alerta sobre las multas que conllevan las fiestas ilegales. Daniel Hidalgo Soler

El Gobierno británico incorporó ayer en la web de su ministerio de Exteriores las medidas del decreto ley balear contra el turismo de excesos para que los británicos que viajen a Baleares estén al tanto de las restricciones que implica respecto a la venta de alcohol y la celebración de fiestas ilegales durante sus vacaciones en el archipiélago.

En la web del Foreign, Commonwealth & Development Office se detalla a los viajeros las pautas que deben tener en cuenta en las islas, que si bien están en vigor en las islas desde la temporada 2020 por la irrupción de la pandemia este verano será cuando se ‘estrene’ en realidad la norma balear que planta cara al turismo de borrachera.

Se advierte de que hay zonas en Magaluf y Platja de Palma, en Mallorca, y en San Antoni de Portmany, en Eivissa, donde se prohíben las happy hours, barras libres (con ofertas como «todo lo que puedas beber en una hora»), venta de alcohol en máquinas expendedoras, dispensadores de alcohol de autoservicio y la organización de pub-crawls (rutas de borrachera) y party boats, además de la venta de alcohol entre las 21:30 y las 8:00 horas.

También se alerta que se desalojará de los hoteles a los clientes «con comportamientos peligrosos en los balcones» y contra las fiestas ilegales en casas particulares, al haberse producido «varios accidentes y sobre que las autoridades locales podrán imponer «fuertes multas».

Compartir el artículo

stats