Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La regulación del ‘todo incluido’ no se hará en esta legislatura

En Més per Mallorca reconocen que hay "discrepancias" con el PSOE, ya que les bloquearon sus enmiendas.Tampoco hay acuerdo para rebajar a 12 años la edad para computar como plaza

Lluís Apesteguia y el diputado Joan Más ‘Collet’ llevan la negociación de la Ley Turística por Més. D.M.

La regulación del llamado ‘todo incluido’ en el sector turístico volverá a quedar aparcada esta legislatura. Més per Mallorca presentó una enmienda en este sentido, con la finalidad de elevar las exigencias a los establecimientos que ofrecían a sus clientes todos los servicios de restauración y alojamiento sin necesidad de salir de los hoteles. No obstante, los socialistas no quieren violentar a los hoteleros y prefieren que no se incluya la regulación de esta modalidad en la nueva Ley Turística que se está negociando en el Parlament.

La enmienda de Més, pese a tener el respaldo de Podemos, no prosperó en la ponencia que articula la ley, ya que recibió el voto contrario del PSOE y la oposición. El coordinador y líder de Més per Mallorca, Lluís Apesteguia, reconocía a este periódico que existía una «discrepancia» con sus socios socialistas sobre esta cuestión. Los nacionalistas no tienen intención de retirar la enmienda y la llevarán hasta el pleno para «evidenciar qué partido no quiere regular el ‘todo incluido’».

Esta fórmula de negocio turístico, según Més, es perjudicial para el resto de oferta complementaria. Por este motivo, su regulación ha sido bandera de los nacionalistas desde hace décadas. De hecho, en la pasada legislatura cuando Més gestionaba la conselleria de Turismo, primero con Biel Barceló y después con Bel Busquets y Apesteguia de jefe de gabinete, se realizó una trabajada normativa en este sentido. Lo que ocurrió fue que en 2019, cuando ya estaba concluida, los socialistas no quisieron aprobarla debido a la cercanía de las elecciones. Ahora se repite prácticamente la misma historia. El ‘todo incluido’ es innegociable para los hoteleros y los socialistas no creen oportuno poner en peligro su apoyo a la nueva ley por esta cuestión.

Pese a esta discrepancia Apesteguia aseguró que la Ley de Turismo no corre peligro: «Es cierto que hay discrepancia evidente con el ’todo incluido’ pero consideramos que esta ley también es parte nuestra y tiene aspectos muy positivos que se deben aplicar cuanto antes mejor por el bien de esta tierra». El líder de Més se refería al decrecimiento en plazas turísticas aplicando el 2x1.

La enmienda de Més regulaba la prohibición de sacar bebidas o alimentos fuera de los hoteles, la autodispensación de bebidas alcohólicas y la exigencia de que el área de restauración tuviera capacidad para el 70% de clientes y que la suma de bar, restaurante, biblioteca, sala de juegos o balnearios tenga capacidad para acoger a la totalidad de huéspedes del alojamiento, entre otros.

Por otra parte, en uno de los decretos en 2020 de medidas urgentes durante la pandemia se elevó a partir de los 16 años para computar como plaza turística. Antes estaba en 12 años. Ello permitía a los hoteles alojar a mas gente con las mismas plazas. Més también quería cambiar este requisito volviendo a los 12 años y el PSOE tampoco lo considera oportuno.

Podemos también se rebela

Entre el PSOE y Podemos también existen discrepancias sobre la nueva Ley Turística, pese a que tampoco supondrán un obstáculo insalvable para aprobarlo. Una de las banderas de los morados es incluir un 10% de consumo de productos alimenticios locales en los hoteles y alojamientos turísticos, así como medidas sobre eficiencia energética. Esta enmienda, consensuada por los tres partidos del Pacto, quedó paralizada en la ponencia. La diputada podemita Antonia Martín aseguró que «la evolución de la negociación no es satisfactoria». Ayer se llegó a un acuerdo entre PSOE y Podemos.

Compartir el artículo

stats