Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan de decrecimiento turístico de Baleares: los alojamientos que vendan plazas perderán la mitad

El Pacto acuerda decrecer mediante la fórmula del 2x1, donde un 50% de las plazas turísticas que se transfieran entre particulares o vayan a la bolsa de plazas se extinguirán - En Mallorca podría significar bajar entre 1.000 y 5.000 alojamientos anuales

La finalidad de la medida del Govern es reducir el volumen turístico para aumentar el valor. B.RAMON

El Pacto de izquierdas que gestiona el Govern de les Illes Balears lleva meses hablando de decrecimiento de plazas turísticas para hacer frente a la masificación y conseguir un turismo de mayor calidad. Todo ello en un momento cumbre como es la negociación de la Ley Turística que se está produciendo actualmente. Lo que ocurre es que hasta la fecha no se había dicho como pensaban articular este decrecimiento. DIARIO de MALLORCA ha podido saber que el Ejecutivo quiere aplicar la fórmula del 2x1, lo que significa que cuando se transfieran o se den de baja plazas por cese de actividad su número se reduzca al 50%. Este acuerdo ha quedado prácticamente cerrado esta misma tarde entre el PSIB, Més y Podemos y puede significar la reducción de entre 1.000 y 5.000 plazas anuales solo en Mallorca.

Los establecimientos hoteleros o casas de alquiler vacacional que querían abrir sus puertas tenían dos opciones, hasta que se decretó la moratoria temporal de plazas para elaborar la Ley Turística. La primera era comprar plazas de otro establecimiento que no las utilice o decida cerrar su negocio, lo que ocurre en la mayoría de ocasiones. La segunda opción era acudir a la bolsa oficial de plazas que tiene la administración y por unos 3.500 euros por unidad adquirir las necesarias para abrir su hotel o casa vacacional.

Una propuesta de Més per Mallorca, aceptada por el PSOE que gestiona la conselleria de Turismo y Podemos, supondría reducir a la mitad estas plazas que se transaccionen. En el caso de la venta de plazas entre particulares, la actual normativa turística del año 2017 establece que se debe comunicar la operación a la administración turística.

El Govern quiere aplicar la fórmula del 2x1, lo que significa que cuando se transfieran o se den de baja plazas por cese de actividad su número se reduzca al 50%

decoration

En la segunda opción ya entrarían los consells insulares que son los que gestionan las bolsas de plazas oficiales. En este caso, se quiere impulsar que cuando un establecimiento turístico cese su actividad y sus plazas pasen a la bolsa de alguno de los consells, se reduzcan también a la mitad.

Hay que recordar que los consells insulares tienen cuatro años para fijar un tope máximo de plazas turísticas en cada una de las islas en base al decreto que da pie a la nueva Ley Turística. Las instituciones insulares deben fijar este tope mediante una modificación del Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT). La izquierda pretende que en estas modificaciones ya se incluya el decrecimiento mediante la fórmula del 2x1. Fuentes cercanas a la negociación apuntaron que en este caso no quieren que la Ley Turística interfiera en exceso en una competencia que es insular.

La Ley Turística de 2017 fijó un techo de 623.200 plazas en Baleares. En 2020 estaban en funcionamiento unas 450.000 entre hoteleras, diferentes modalidades de alojamiento y alquiler turístico, de las cuales en Mallorca se contabilizan unas 333.000. De alquiler vacacional, solo en Mallorca, superan las 120.000 plazas.

El objetivo del Pacto es un decrecimiento paulatino de estas plazas con la finalidad de cambiar el modelo turístico de las islas. Por ello, quiere hacer servir la nueva Ley Turística que se está tramitando en estos momentos en el Parlament como instrumento.

El objetivo del Pacto es el decrecimiento paulatino de plazas con la finalidad de cambiar el modelo turístico de Baleares

decoration

Mallorca: entre 1.000 y 3.000

Se calcula que en Mallorca, aplicando la fórmula del decrecimiento del 2x1 que se está negociando, se podrían reducir entre 1.000 y 5.000 plazas turísticas anuales. Según datos del Consell de Mallorca, entre 2019 y finales de 2020 se vendieron de la bolsa de plazas oficial para ampliar o iniciar un nuevo negocio 3.571 plazas de alquiler vacacional y unas 2.573 hoteleras. Ello supone 6.144 plazas que con la modalidad del 2x1 quedarían reducidas a 3.052. Además, a estas hay que sumar las que se vendieron entre particulares que en el Consell todavía no las tienen contabilizadas a consecuencia del reciente traspaso de competencias.

Quien se vería más perjudicado con esta medida sería el alquiler vacacional, un sector que ya denunció que con la nueva ley les paralizaban en torno a 90.000 plazas, y que existe una enorme rotación entre establecimientos. En cambio, los hoteleros no lo ven con tan malos ojos. La presidenta de la Federación Empresaria Hotelera de Mallorca (FHM), María Frontera, aseguró el día que se aprobó la moratoria de plazas: «Hace años que estamos trabajando en la línea de crecer más en valor que en volumen».

Por su parte, la presidenta del Govern, Francina Armengol, el martes salía al paso de las críticas de la oposición contra la nueva ley apuntando: «No se va a perder empleo ni tampoco va a decrecer nuestra economía».

Objetivo Optimista: reducir unas 100.000 plazas en los próximos años

El decrecimiento turístico está de moda en Baleares, especialmente ante una temporada turística que puede volver a los máximos de ocupación y también de saturación. El Pacto, en su previsión más optimista se marca reducir de forma natural un número importante de plazas turísticas. Se ha apuntado que un cantidad satisfactorio estaría en unas 100.000 plazas en los próximos años. Todo ello en base a la sostenibilidad y el cambio de modelo hacia una mayor calidad.

Compartir el artículo

stats