Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más allá de Pegasus: «Todos estamos expuestos a sufrir un ciberataque»

Advierten de la escasa concienciación de ciudadanos y empresas de las islas: «Los malos ganan muchas veces»

"Los cibercriminales siempre van por delante"

La tormenta desatada por el supuesto espionaje llevado a cabo con el programa Pegasus al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; a la ministra de Defensa, Margarita Robles; y a decenas de líderes independentistas ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de todo aquel que tenga una conexión a Internet. «El director del FBI siempre dice que hay dos tipos de empresas y ciudadanos: los que ya han sufrido un ataque y los que lo sufrirán. Es imposible que alguien se crea invulnerable a un ciberataque. Por desgracia los cibercriminales siempre van por delante de los que intentamos ponerles barreras», señaló ayer Llorenç Huguet, exrector de la UIB y catedrático de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial.

Más allá de Pegasus, un programa de espionaje diseñado para gobiernos y agencias de inteligencia, ciudadanos y pequeñas y medianas empresas están expuestas a intrusiones en sus dispositivos, todos los días. «Todos los que tenemos Internet somos vulnerables. Todos estamos expuestos a ataques y debemos llevar a cabo una serie de buenas prácticas para intentar impedir que nos entren. El 100% de protección es casi imposible, pero debemos estar preparados», manifestó Huguet.

Este experto enumeró algunas de esas buenas prácticas para intentar obstaculizar el paso a los ciberdelincuentes. «Desconfiar de números y direcciones que no conocemos. No hacer ‘click’ en un correo electrónico si no sabemos quién nos lo ha enviado porque es muy fácil suplantar la identidad de un banco o de una administración como la Dirección General de Tráfico. También tomar precauciones cuando contestamos a desconocidos y conocidos. Pero la total ausencia de riesgo no existirá nunca», asumió el exrector de la UIB.

«Esto no es como en las películas del Oeste en las que siempre ganan los buenos. En este caso muchas veces ganan los malos porque tienen muchos recursos y hay un tráfico de dinero muy importante. La ciberseguridad y la cibercriminalidad generan más dinero que el narcotráfico», advirtió Huguet.

Juan José Fuster es gerente de Intec Tramuntana, empresa ubicada en el Parc Bit que combate la ciberdelincuencia y que colabora con el Centro Criptológico Nacional (CCN), organismo adscrito al Centro Nacional de Inteligencia. «Atacar al al CNI por el espionaje de Pegasus es una barbaridad porque la seguridad al cien por cien no existe. Conozco a personas ahí dentro que son muy buenos profesionales. Desactivan una enorme cantidad de ataques y amenazas diariamente. ¿Y supuestamente se cuela un ataque y ya no valen nada?», se preguntó este experto. «Considero que no es correcto que el CNI esté en el punto de mira. Otra cosa es que les pidan explicaciones y ellos ya verán si las tienen que dar, pero no se les puede culpabilizar de lo que haya ocurrido», manifestó Fuster.

Los ciberataques contra empresas y ciudadanos se han multiplicado en el archipiélago durante estos últimos años. «Hay un problema muy serio de base, que en Baleares es particularmente serio: no hay concienciación. Dices a una empresas que tiene que instalar sistemas de protección en su flota de móviles y te responden que es muy caro o que ya se lo dirán a su informático. No le dan importancia. No hay concienciación pese a que delante hay mafias que invierten millonadas en ‘malwares’ que son una obra de arte de la tecnología, cada vez más complejos. En cambio en sistemas defensivos se invierte muchísimo menos», lamentó el gerente de Intec Tramuntana.

También las administraciones son vulnerables. Hay que recordar que el Servei de Salut sufrió el pasado 29 de diciembre el mayor ataque informático de la historia de Baleares. El ciberataque afectó directamente a 30.000 expedientes médicos personales, en su mayoría consentimientos informados de operaciones, de tratamientos y de pruebas diagnósticas a pacientes, así como también a expedientes de listas de espera y otra documentación de tipo administrativo. En todo caso, los historiales médicos se mantuvieron a salvo.

Curso de verano en la UIB y un acuerdo con el INCIVE

La colaboración entre la UIB, el Govern y la empresas Intec Tramuntana ha fructificado en la Unidad de Innovación en Ciberseguridad, dedicada a la prevención y concienciacón de la ciudadanía y empresas sobre los riesgos a los que están expuestos. Esta oficina está ultimando la organización de un curso de verano de 25 horas en la UIB abierto a todo el público sobre ciberseguridad y tecnologías emergentes. Asimismo, en breve esperan firmar un protocolo con el INCIVE (Instituto Nacional de Ciberseguridad) para concienciar sobre esta materia.

Compartir el artículo

stats