Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comisión sobre las menores pide más financiación y menos burocracia

Los expertos consultados no logran concluir si existía una red organizada para captar a las niñas tuteladas

El presidente de la comisión de Peticiones, Peter Jahr, durante su comparecencia junto al resto de eurodiputados desplazados. | MANU MIELNIEZUK

El presidente de la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo desplazada a Mallorca para analizar el caso de las menores tuteladas explotadas sexualmente, el eurodiputado alemán del grupo popular Peter Jahr, reclamó ayer más financiación y menos burocracia para acabar con esta lacra.

«Hace falta más financiación, dinero, más infraestructuras. Cuanto más cerca estamos de la bases más nos dicen que por favor les quitemos la burocracia, que dejemos de mover papel», explicó.

En la comparecencia que ponía fin a unas jornadas de intenso trabajo de la comisión en la isla, señaló que los expertos consultados no han llegado a una conclusión unánime sobre si existía o no una red organizada para realizar estas prácticas y que había divergencias al respecto.

Jahr explicó que dentro de tres meses en el mejor de los casos porque admitió que algunos trabajos se dilatan por encima del año, presentarán un informe de conclusiones y recomendaciones con toda la información recibida estos días. Y advirtió de que, dado que los eurodiputados de la misión (cinco titulares y los cuatro acompañantes) son de distintos grupos políticos «habrá valoraciones que tendrán alguna controversia».

No obstante, recalcó que el punto de partida es que existe «un buen consenso en Europa» de que «nadie desea que exista la explotación sexual de menores tampoco en situación de tutela».

Y en relación con las instituciones, subrayó que «lo importante es que nadie tenga que estar esperando al otro; todos dicen que quieren mejorar la cooperación, porque nadie dice que todo funcione bien al cien por cien».

«Tenemos que buscar soluciones entre todos, queda claro que hay algunas cosas que se pueden mejorar», afirmó.

Cuando se le instó a que precisará qué cosas podían ser mejoradas, elaboró un discurso en el que aludió a los cambios en los comportamientos de los jóvenes en la actualidad a si los dispositivos móviles con sus diversas aplicaciones pueden ser considerados como «redes» de captación de menores y otros aspectos.

El presidente de la misión reclamó a sus colegas y también a las eurodiputadas acompañantes y a la presidenta de la comisión de Peticiones, la española del grupo popular Dolors Montserrat, a intentar acercar posiciones porque «cuanto mayor sea en consenso, más fuerza va a tener el informe. Si conseguimos mayoría política vamos a conseguir más poder para cambiar la realidades», subrayó.

«Tenemos muy claro que de nada sirve que estemos peleando por quién tiene la competencia de cada una de las cosas, no podemos pelearnos por las burocracias y ahogarnos en los diferentes procesos burocráticos», reiteró.

Menores tuteladas explotadas sexualmente en Mallorca: La comisión del Parlamento Europeo interroga al Govern

La comisión del Parlamento Europeo en el Consolat, sede del Govern Redacción Mallorca

Ordenadas competencias

En relación al reparto de competencias que ha visto en Mallorca, señaló que le ha sorprendido «lo ordenadas que estaban», que le recordaban a Alemania.

No obstante, matizó a continuación que «luego está la realidad, la manera que tenemos de que se comuniquen los centros de menores, trabajen mejor con la policía, la fiscalía, la oficina competente de los menores... A veces en Alemania las competencias son los obstáculos que nos encontramos y que hacen que al final no se haga nada», advirtió.

Sobre el procedimiento con el que se dará curso al futuro informe, explicó que los cinco miembros de la misión presentarán un proyecto de informe, en el que puede haber voto minoritario y tendrán que defenderlo dentro de la comisión de peticiones que son los que tendrán que aprobar por mayoría el informe final. Los grupos podrán plantear alegaciones.

«Somos los curritos de la comisión de Peticiones y vamos a tener que defenderlo para que el informe sea importante porque lo que queremos es que el informe haga que las cosas avancen. A veces los informes tardan hasta un año, esperemos que en este caso podamos llegar a los tres meses», señaló precavido.

Sobre las críticas del Govern y de la eurodiputada socialista Alícia Homs de que la misión es partidista, Jahr defendió el papel de la misión de «estudiar los hechos» recalcando que «quizá la comisión de peticiones es la comisión menos política de todas porque es la que tiene que reaccionar a las demandas de los ciudadanos».

Buena prueba de que esta comisión no podrá eludir los intereses políticos de sus miembros fueron las declaraciones efectuadas por la eurodiputada del PP Rosa Estaràs tras la comparecencia matutina de la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, a la que le instó a que aclarara por qué en Mallorca se dan más casos de explotación sexual a menores tutelados que en el resto de España.

Tras reunirse con Cladera, la delegación mantuvo ayer un encuentro con expertos en explotación sexual infantil a la que acudieron el presidente de la comisión de expertos sobre abusos sexuales a menores del Consell, Jaume Tortella; la coordinadora de la comisión, Noemí Pereda, y el presidente ejecutivo de la Fundación Proyecto Hombre, Jesús Mullor.

Más tarde se reunieron con el Defensor del Menor de Balears, Josep Lluís Riera; con el delegado de la sección de menores de la Fiscalía, José Díaz Cappa, y con miembros de la Policía Nacional y la Guardia Civil y, por último, visitaron la Fundació Natzaret, especializada en atención a menores en situación de exclusión social.

Compartir el artículo

stats