Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En las 44 facultades de Medicina del país faltan hasta tres mil profesores

La UIB acoge la 79 conferencia nacional de decanos de estos estudios en el año en el que saldrá la primera promoción de médicos formados en Balears

La presidenta Armengol, en la imagen junto al rector Carot, inauguró ayer la Conferencia. | CAIB

Las 44 facultades de Medicina del país, 33 públicas y 11 privadas, tienen actualmente un déficit de unos tres mil profesores y la solución más viable para paliarlo es crear la figura del profesor ayudante vinculado, algo que compete al ministerio de Universidades, ha explicado hoy Pablo Lara, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de las Facultades de Medicinas Españolas (CNDFME) que desde ayer y hasta el próximo sábado celebrará su 79 edición en Palma con motivo de que facultad balear de estos estudios graduará en breve a la que será su primera promoción de médicos formados en Balears.

Con un apretado orden del día en el que se abordarán los principales problemas de esta enseñanza y de la profesión, el decano de la facultad de Medicina de las islas, Miquel Roca, ha subrayado la importancia de acoger una reunión que, dijo, tiene mucha relevancia porque sus conclusiones «se escuchan en el Ministerio y fuera de él». El decano balear ha revelado que en la facultad de Son Espases dan clases unos 20 catedráticos y docentes titulares, unos 200 profesores asociados y entre 150 y 200 tutores clínicos.

El presidente de la Conferencia, que ha sido inaugurada esta tarde por la presidenta Armengol, el rector de la UIB, Jaume Carot, y la consellera de Salud, Patricia Gómez, entre otras autoridades, ha detallado que en las 44 facultades de Medicina estudian 44.000 futuros médicos de este país y que entre todos ellos están elaborando 10.000 tesis doctorales en una proporción de una por cada cuatro alumnos. Tesis que Lara ha subrayado que servirán «para mejorar las condiciones de vida de nuestros pacientes».

Pablo Lara y Miquel Roca, ayer en el edificio Sa Riera. | MARÍA PEDRAZ

Y es que la enseñanza de Medicina no se puede desligar hoy en día de la práctica asistencial por lo que se hace imprescindible una alianza estratégica entre las facultades y los centros sanitarios de los que dependen. Un buen ejemplo de ello es el de Balears en el que la facultad de Medicina tiene su sede en el hospital de referencia de la comunidad autónoma, ha apuntado.

Sin relevo generacional

Volviendo a las macrocifras, el también decano de la facultad de Medicina de Málaga, ha revelado que pese al citado déficit todos los centros de estudios funcionan con 16.000 profesores y 25.000 tutores clínicos, números que no evitan que exista preocupación en la CNDFME por la constante disminución en el número de profesores permanentes así como en la falta de relevo generacional.

Pese a que recientemente la ministra de Sanidad, Carolina Darias, reclamó que aumentaran un 10% el número de plazas de acceso a los estudios de grado tanto de Medicina como de Enfermería, Pablo Lara ha argumentado que pese a que en los últimos diez años se ha incrementado en un 25% la oferta, esto no se ha traducido en una mejora en la contratación de nuevos profesionales .

El presidente de los decanos, que ha recordado que en este país un médico recién licenciado solo puede ejercer como médico generalista o en el ámbito privado si no ha obtenido antes el título de especialista vía MIR (Médico Interno Residente), ha revelado asimismo que cada año hay dos candidatos para cada una de las 7.200 plazas MIR que se ofertan. «Hay incluso médicos recirculando por el sistema», abundó refiriéndose a los facultativos que ya son especialistas pero que optan a otra especialidad para mejorar sus condiciones profesionales.

Faltan más plazas de especialista, ha concluido, y más aún en determinados territorios del país. «La especialidad más deficitaria es la de Medicina Familiar y Comunitaria», ha añadido Lara revelando que tampoco ayuda a que haya suficientes médicos en este país el hecho de que entre 400 y 500 profesionales emigren cada año al extranjero buscando mejores condiciones salariales y laborales.

Y crear más facultades de Medicina no es la solución habida cuenta de que, ha terminado el decano, desde el año 2010 hasta la fecha se ha pasado de 22 centros de estudios a los actuales 44 y que España es, tras Corea del Sur, es el país con mayor número de facultades de Medicina por densidad de población.

Compartir el artículo

stats