Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Més quiere regular ahora el ‘todo incluido’ y avanzar en el decrecimiento

El conseller avisa que prevalecerán los acuerdos alcanzados con las patronales y los sindicatos

Lluís Apesteguia, coordinador de Més, y el diputado de la formación Joan Mas 'Collet'. en el Parlament, con sus enmiendas a la Ley de Turismo.

Con el final del plazo de presentación de enmiendas a la Ley de Turismo del Govern, han llegado un aluvión de propuestas por parte de los socios del Pacto y el resto de partidos. Entre ellas, las de Més per Mallorca, que ahora defiende regular «sin eufemismos» el régimen del ‘todo incluido’. Sin embargo, la suerte ya está echada con la reforma de la norma balear.

El conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, advirtió ayer que no espera «ningún cambio sustancial» en su tramitación parlamentaria: van a prevalecer los acuerdos con patronales y sindicatos.

Tanto en la rueda de prensa posterior al Consell de Govern, como en declaraciones a los medios tras clausurar un acto del grupo italiano Alpitour, celebrado en Palma, Negueruela lo dejó claro: «No nos moveremos de los acuerdos alcanzados con las patronales y los sindicatos».

El portavoz del Ejecutivo Armengol recuerda «la regla del Pacto». Las enmiendas deben estar firmadas por los tres socios, PSOE, Més y Unidas Podemos. Más allá de que cada partido tenga su propio «espacio» en el Parlament, durante la tramitación de la ley Negueruela, «todo sabemos las enmiendas que podemos presentar y a las que se dará apoyo», subraya el socialista.

Es decir, el pescado ya está vendido y en el Consolat de Mar no se espera «ningún cambio sustancial» sobre la norma «ni de lo que ya está pactado». Tanto Més como Podemos deberán conformarse con la presentación de sus baterías de enmiendas, en el Parlament, «un buen sitio para defender lo que uno considera que debe hacer», lo que «no quiere decir que se vaya aprobar», recalca Negueruela.

Aunque el pasado 11 de febrero, cuando se aprobó el decreto ley, la presidenta del Govern, Francina Armengol, sostuviera que en su tramitación como proyecto de ley estaría abierto a las aportaciones de todos los grupos parlamentarios, y, en teoría, ahora sus socios cuentan con «su espacio propio» en la cámara balear, «no hay visos»— subraya Negueruela—, de que salgan adelante sus enmiendas «salvo que el PP o Ciudadanos», quieran votarlas», ironiza, el titular de Turismo.

Los ecosoberanistas también pretenden que se recupere la edad de 12 años para computar como plaza turística

decoration

Con todo, el coordinador de Més per Mallorca, Lluís Apesteguia, y el diputado de la formación Joan Más ‘Collet’ anunciaron ayer que su grupo parlamentario presentará 40 enmiendas al decreto ley para «continuar avanzando en el decrecimiento turístico». Entre ellas, los ecosoberanistas quieren que se aborde «sin eufemismos» la regulación del ‘todo incluido’, según explican en un comunicado.

Mas ‘Collet’ incidió en que es «una necesidad» abordar el debate del régimen del ‘todo incluido’, sobre el que, cabe recordar, la reforma de la ley turística pasa de puntillas al legislar nada más que los clientes de los establecimientos turísticos no podrán acceder a los dispensadores de alcohol. Para el diputado ecosoberanista el sector turístico va más allá de la industria hotelera y la propia oferta complementaria ya había planteado «reiteradamente» que se regule.

Més también pretende que se recupere la edad de 12 años para computar como plaza turística (por la crisis sanitaria se aumentó hasta los 16 años). Apesteguia critica que no existe el decrecimiento «sostenible» y acusa a la derecha de ser los «verdaderos turismofóbicos».

Por su parte, Unidas Podemos pretende impulsar 35 enmiendas, entre ellas un estudio «amplio» sobre condiciones laborales que elaborará el Instituto Balear de Seguridad y Salud Laboral (Ibassal), para analizar aspectos como la carga de trabajo y los riesgos de exposición a sustancias tóxicas o irritantes, según explicó Antònia Martín. La diputada también destacó otras medidas sobre energía, producto local y circularidad y sobre los beach club, para mejorar la convivencia vecinal.

Més per Menorca quiere que el 10 % de los alimentos que se consumen en la planta hotelera sean de kilometro cero, entre otras enmiendas.

Y desde el PP, su portavoz parlamentario, Toni Costa, anunció que han registrado 23 enmiendas, como eliminar la moratoria, aunque su formación presentará una ley alternativa vía proposición de ley en los próximos meses.

Por parte de El Pi, el diputado Josep Meliá informó de que reclaman que se extraigan plazas de baja calidad y obsoletas para que se conviertan en viviendas. Entre sus 50 enmiendas el portavoz regionalista destaca que plantean que el decrecimiento de plazas (5 %) si se acometen reformas varíe en función del tamaño del hotel.

Compartir el artículo

stats