Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alpitour programa 1.300 asientos semanales a Mallorca con el mercado italiano desde mayo

«Pedimos cierta confianza»; estos turistas llegarán más tarde, dice Ginés Martínez

Negueruela, Donatella Broglio y Ginés Martínez, ayer en el Nixe Palace, en Palma. GOIB

El grupo italiano Alpitour ha programado 1.300 asientos semanales a Mallorca desde varios destinos en el país alpino con su propia aerolínea, Neos, desde mayo a la primera semana de octubre. Confía en hacer una buena temporada, después de que durante dos semanas las ventas estuvieran paradas por la invasión de Ucrania.

La corporación que lidera desde 2012 el ex consejero delegado de NH Hoteles Gabriele Burgio está formada por cinco divisiones: turoperación, aviación, gestión hotelera, receptivo y agencias de viajes, según expusieron ayer la italiana Donatella Broglio y Ginés Martínez, consejero delegado de Jumbo Tours, el receptivo con su sede en Mallorca, que también brinda el servicio al TTOO easyJet Holidays, «con buenas perspectivas» este año.

«Pedimos cierta confianza en el mercado italiano», solicitó Martínez, porque el turista italiano «va a llegar más tarde» a Baleares, donde trabajan con más de 50 hoteles. Los grupos, por ahora, se harán esperar en las islas porque están siendo más conservadores prefiriendo viajar dentro de su país.

Alpitour, que en 2019 alcanzó 2.368 millones de facturación e incluye al principal turoperador del mercado italiano, comenzó su historia en 1947 vendiendo viajes para ver despegar aviones en el aeropuerto de Milán, recordó Martínez, en la presentación para sus socios en la isla —para detallar su nueva organización bajo el proyecto Trevolution— en el hotel Nixe Palace, en Palma, en un acto que clausuró el conseller Iago Negueruela.

Con Neos, que pasó de chárter — su primer vuelo llegó a Mallorca, a finales de los sesenta, recordó Broglio— a aerolínea regular, y sus 15 aviones en leasing, se han programado, además de los 1.300 asientos por semana a Mallorca, 1.300 a Menorca y 1.850 a Ibiza. Aunque la pitiüsa mayor y Formentera son el destino preferido de los italianos, Negueruela abogó porque se aprovechen las sinergias entre islas, como en Grecia, para enganchar al que es el séptimo mercado para Baleares. En 2019 vinieron 728.000 italianos, el año pasado, casi 295.000.

Compartir el artículo

stats