Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleària prevé un buen verano en las islas, sus reservas crecen un 35 %

A pesar del impacto de la guerra y el «exceso» de competencia», la naviera cerró 2021 con óptimos resultados y celebra la «buena noticia» de Marruecos

Adolfo Utor, presidente de Baleària, en Es Baluard, presentando la Memoria de Sostenibilidad. | BALEÀRIA

«Creo que va a ser un gran año para Balears», declaró ayer el presidente de Baleària, Adolfo Utor, en Palma, y para muestra destacó que las reservas hacia el archipiélago para la temporada turística han logrado mantenerse a pesar del impacto de la guerra en Ucrania, creciendo entre un 30-35 % respecto al año pasado.

Utor presentó ayer en Es Baluard los resultados de la compañía, que cerró 2021 con 396 millones de euros de facturación, todavía por debajo del ejercicio 2019, pero con un resultado bruto de explotación (ebitda) «histórico», de 103 millones. También el museo palmesano fue el escenario en el que la naviera presentó su Memoria de Sostenibilidad 2021, en un acto en el que intervinieron la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y la presidenta del Govern, Francina Armengol.

Utor destacó el buen comportamiento del archipiélago en los resultados de la naviera en 2021, favorecidos por el incremento del turismo español, aún teniendo que lidiar la naviera «local» con un «exceso de competencia» en Baleares por la irrupción de Trasmed (Grupo Grimaldi) o Grandi Navi Veloci (GNV, filial de MSC). El presidente de Baleària celebra la «buena noticia» para su compañía y para España» del restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Marruecos, «si finalmente se abren las fronteras» y sin perder de vista «la contrapartida» de lo que vaya a pasar con Argelia, como señaló el empresario nacido en la villa marroquí de Alhucemas, además del alza del combustible.

Los resultados de Baleària del año pasado aún se ven «acusados» por las restricciones por la pandemia y el cierre de la frontera con el país alauí, a lo que se suma la competencia de «dos transnacionales potentes», subrayó Utor. El accionista unipersonal de la naviera fue muy crítico con el panorama actual en las rutas con Balears, en las que prima una «sobreoferta» —«un atentado para el medio ambiente», consideró— porque la oferta se ha multiplicado un 50 % respecto a 2019, con menor demanda.

Con los 103 millones de ebitda, destacó Utor, la compañía puede «compensar» los 15 millones de pérdidas de 2020, amortizar deuda y seguir con sus «grandes» inversiones de los últimos años centradas en una ambiciosa apuesta por la sostenibilidad, como la inclusión en su flota de barcos con motores duales a gas y otros proyectos relacionados con el hidrógeno y el gas natural renovable, y también con su digitalización.

Para la naviera con sede en Dénia, el tráfico con Balears ha sido muy relevante, en un año que el «se impuso» el turismo de proximidad y se desató la escasez de los coches de alquiler. El 95 % de sus pasajeros correspondieron a rutas nacionales (además del archipiélago, Ceuta, Melilla y Canarias).

«En Formentera se habló mucho mallorquín y valenciano» mientras «el italiano desapareció», dijo Utor como ejemplo de lo que significó la temporada 2021 para la naviera.

Compartir el artículo

stats